La enfermedad del Pian: ¿Qué es y a quién afecta?

La enfermedad del Pian es una infección tropical de piel causada por treponemas, más precisamente por la bacteria Treponema pallidum pertenue. Esta enfermedad forma parte de las llamadas Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), junto con, por ejemplo, la úlcera de Buruli y la lepra.

El Pian causa úlceras grandes y dolorosas que afectan a la piel, a los huesos y al cartílago, generalmente en los brazos y en las piernas. Esta enfermedad tropical desatendida es muy contagiosa y se encuentra en los países de pobreza extrema en las que las condiciones higiénicas y los servicios sanitarios son básicos. El Pian se encuentra en 14 países de las zonas de África Occidental, del Sudeste Asiático y del Pacífico, entre los que destacan el Golfo de Guinea, África Central, Indonesia y Papúa Nueva Guinea.

La inmensa mayoría de las personas que padecen esta enfermedad tropical desentendida (ETD) son niños y niñas menores de 15 años. La enfermedad de Pian suele producir desfiguraciones y discapacidades que producen un gran dolor y sufrimiento entre los jóvenes enfermos. Estos niños suelen ser aislados y no suelen poder ir al colegio ni jugar con otros niños.

Enfermedad del Pian

Este tipo de enfermedades no solo provoca secuelas emocionales en los niños y niñas, también tienen un gran impacto económico en las sociedades más necesitadas. Son muchas las familias que se gastan todos sus ahorros para poder acceder a una atención sanitaria básica. Es más, la mitad del mundo aún carece de una cobertura de servicios de salud básica.

Actualmente existe una pastilla llamada Azitromicina, que puede curar la enfermedad del Pian con una sola dosis oral. Uno de los objetivos para el año 2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es erradicar la enfermedad del Pian para el año 2020, y diversas organizaciones como la Fundación Anesvad trabajan para conseguir que la enfermedad del Pian sea la segunda enfermedad infecciosa humana en desaparecer. Luchemos entre todos para hacer desaparecer el Pian; logremos que los niños más desfavorecidos olviden qué es estar sufriendo por una enfermedad curable. Luchemos por el derecho a la salud de todos los niños en el mundo.

Enfermedades Tropicales Desatendidas en el Golfo de Guinea

Según la OMS las enfermedades tropicales desatendidas son aquellas que son “infecciosas, proliferan en entornos empobrecidos, especialmente en el ambiente caluroso y húmedo de los climas tropicales“. Los factores que facilitan la reproducción de estas enfermedades no son otros que la falta de higiene propia de las áreas más humildes del planeta, unos servicios de salud compuestos por profesionales que muestran una voluntad y una capacidad de sacrificio infinita pero cuentan con medios escasos, y la gran dificultad para obtener agua limpia.

Sigue leyendo

¿Qué es la enfermedad de pian?

También conocida como frambesia trópica, la enfermedad de pian es una dolencia de los huesos, la piel y las articulaciones causada por la espiroqueta treponema pallidum pertenue. Se localiza en entornos húmedos y cálidos, principalmente en las áreas tropicales de África, América y el Sudeste Asiático.

La enfermedad de pian forma parte de las llamadas Enfermedades Tropicales Desatendidas, junto con, por ejemplo, la úlcera de Buruli y la lepra. En la actualidad es endémica en 12 países, entre ellos Indonesia o Papúa Nueva Guinea, en Asia, y numerosos países ribereños del Golfo de Guinea y África Central.

Ya en los años 50, la OMS y UNICEF se propusieron erradicar el pian. Hoy en día sigue afectando a cientos de miles de personas en todo el mundo y se da la circunstancia, además, de que la inmensa mayoría es menor de 15 años, especialmente de la franja de 6 a 10 años.

Un barco en África

Según estudios realizados, la sífilis endémica o enfermedad de bejel podrían tener su origen en el pian, que forma parte de las treponematosis (enfermedades causadas por treponemas), junto con, por ejemplo, el mal de pinto.

La enfermedad de pian afecta especialmente a comunidades aisladas, con malas condiciones higiénicas y sin servicios sanitarios básicos. La transmisión ocurre por el contacto de la piel con los fluidos de una persona infectada. Asimismo, se ve favorecida por picaduras de insectos o heridas preexistentes en la piel.

A diferencia de lo que ocurre con la sífilis, el pian no daña el sistema cardiovascular y el nervioso, ni afecta al feto en el caso de las embarazadas. En cualquier caso, aunque no es mortal, puede causar desfiguración y discapacidad permanente. Se combate con una inyección intramuscular de penicilina.

 

 

 

¿Cuáles son las enfermedades tropicales desatendidas?

Las enfermedades tropicales desatendidas según la OMS son aquellas “enfermedades infecciosas que proliferan en entornos empobrecidos, especialmente en el ambiente caluroso y húmedo de los climas tropicales“. Así, son frecuentes en regiones en vías de desarrollo del África subsahariana y diversas áreas del continente americano y asiático.

Estas afecciones están causadas principalmente por bacterias, parásitos helmintos y protozoarios, así como por virus. Si bien el tratamiento de las enfermedades tropicales desatendidas puede ser relativamente asequible en los países desarrollados, siguen fuera del alcance de las comunidades más humildes.

Enfermedades tropicales desatendidas

Enfermedades tropicales: Cuáles son y dónde se localizan

Si bien no existe un consenso a la hora de confeccionar una lista de enfermedades desatendidas, la OMS enumera 17. Son enfermedades tropicales generadas por bacterias la lepra, el pian, la tracoma y la úlcera de Buruli.

La lepra persiste principalmente en África Central, aunque también en regiones de países como Brasil o India, así como en Madagascar.

Las producidas por parásitos helmintos son la cisticercosis y teniasis, la dracunculiasis, la equinocosis, la esquistosomiasis, la filariosis linfática, la nematodosis digestiva y la oncocercosis.

Entre las enfermedades tropicales producidas por protozoarios está la leishmaniosis, que puede ser cutánea, muco-cutánea y visceral. La primera se concentra principalmente en Oriente Medio, la muco-cutánea en Sudamérica: es una de las enfermedades tropicales en Bolivia, varias regiones de Brasil y Perú. Finalmente, la leishmaniosis visceral es propia principalmente del llamado Cuerno de África, Bangladés e India.

La tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño y la tripanosomiasis americana o enfermedad de Chagas son afecciones generadas también por parásitos protozoarios.

Enfermedades tropicales desatendidas transmitidas por mosquitos y zancudos

La rabia, prácticamente erradicada entre humanos, y el dengue, una de las enfermedades transmitidas por mosquitos y zancudos, son generadas por virus. Esta última se localiza principalmente en regiones de los continentes americano y asiático, así como en Australia.

Hoy en día las enfermedades tropicales desatendidas continúan propagándose en las regiones y comunidades en las que persiste la pobreza extrema o se producen conflictos armados. La contaminación ambiental y la falta de higiene y condiciones de vida más elementales facilitan la transmisión de estas enfermedades, que hoy en día siguen afectando a millones de personas.

¡Hola!

Bienvenidas y bienvenidos a mi blog. Bizkaia Solidaria es un espacio en el que volcaré mis reflexiones y experiencias como cooperante, y en el que compartiré proyectos que apuestan por el acceso de la población africana a los servicios más elementales.

Mi nombre es Alazne Madariaga y he colaborado con diferentes organizaciones en proyectos orientados a garantizar el acceso a los servicios básicos de salud y a combatir las Enfermedades Tropicales Desatendidas, principalmente en los países ribereños del Golfo de Guinea.

Ghana

¿Eres consciente de que en países como Benín, Ghana o Togo siguen muriendo personas por lepra, pian o úlcera de Buruli? ¿O que la ausencia de instalaciones sanitarias adecuadas contribuye a que madres o bebés fallezcan en el momento del parto por complicaciones impensables en España? ¿Sabías que en países como Costa de Marfil parte de la infraestructura de cuidado de la salud ha quedado devastada por los conflictos bélicos internos?

Nos necesitan, somos su última oportunidad. Si no lo hacemos nosotras y nosotros, nadie más lo hará.

Muchas gracias a quienes me habéis acogido como a una más en vuestras comunidades. Jamás olvidaré vuestras sonrisas y la fuerza que demostráis día a día para superar tantas dificultades.