¿Cuáles son los síntomas de la filariasis linfática o elefantiasis?

Probablemente existan pocos lugares en el mundo tan especiales para darle la bienvenida al Año Nuevo como Kiribati. Todos los años, miles de personas viajan a este país, compuesto por decenas de atolones e islas, en medio del Pacífico, para disfrutar de la Nochevieja. Es el primer lugar del mundo que entrará en 2020.

Sigue leyendo

Tu compromiso es crucial para que quien lo necesite pueda acceder a medicamentos

La población del Reino Unido no llega a los 70 millones de personas; la de África supera los 1.200 millones. ¿Sabías que el número de servicios paliativos de todo el continente es inferior al que se registra en el país europeo? Son datos que se desprenden del «Atlás de África» impulsado, entre otras instituciones, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La falta de medicamentos o el acceso insuficiente a éstos, principalmente en áreas remotas de África o zonas urbanas de países poco desarrollados, lastra los esfuerzos para combatir las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD). Muchas niñas y niños no tienen garantizado su Derecho a la Salud en áreas en las que la lepra, la úlcera de Buruli o el pián son endémicas. Se trata de enfermedades olvidadas de la piel cuyo tratamiento es fundamental para evitar secuelas.

La imposibilidad de acceder a medicamentos es un terreno abonado para la estafa y el fraude. Así, este continente se ha convertido en el supermercado mundial de las medicinas falsas. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, en los últimos años, la facturación por vacunas o antirretrovirales «fake» se ha multiplicado por tres hasta alcanzar los 200.000 millones de dólares.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada diez medicamentos del mundo es falso; en África, esta proporción alcanza a siete de cada diez. La OMS cifra en 100.000 personas el número de muertes anuales en todo el continente por el consumo de estas sustancias. Por ejemplo, en 2013, 122.000 niñas y niños menores de cinco años fallecieron en el África subsahariana tras ingerir falsos medicamentos contra la malaria.

Angola es una de las naciones que más está creciendo en África. Un lugar del que brota el petróleo, atrae a multinacionales extranjeras e inmigración (también europea). El horizonte comienza a cambiar con torres de cristal y acero; Google Maps ya permite adivinar las barriadas de bloques de viviendas para personas trabajadores que acompañan a las chabolas en los extraradios de Luanda. A pesar de la imagen de progreso, los hospitales de este país carecen de suficientes medicinas para tratar la malaria, el SIDA o la tuberculosis. Apenas el 4% del presupuesto nacional en 2018 fue para Sanidad, un porcentaje inferior al del año anterior.

El caso de Angola no es ninguna excepción en África. La prevención juega un papel fundamental para eliminar la lepra, erradicar el pian o controlar la úlcera de Buruli. ¿Sabías que en este continente las niñas y niños menores de 5 años tienen 15 veces más probabilidades de fallecer que en España?

¿Alguna vez has pensado en qué probabilidad había de que nacieses en España y no en cualquier otro país del mundo? Una dosis de antibiótico apenas cuesta 10 céntimos. Dos monedas de cobre por las que probablemente no doblarías la espalda. Es crucial el compromiso de quienes hemos tenido la suerte de nacer en un país desarrollado. En el Derecho a la Salud no podemos dejar a nadie atrás.

5 acciones clave contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD)

¿Sabías que más de 1.800 millones de personas beben agua contaminada? ¿Sabías que más de 900 millones defecan al aire libre? ¿Sabías que cerca de una cuarta parte de la población del planeta necesita tratamiento contra Enfermedades Tropicales Desatendidas?

Sigue leyendo

La importancia de los agentes WASH en la lucha contra las ETD en Benín

WASH son siglas en inglés de Water, Sanitation and Hygiene, un acrónimo muy común en la hoja de ruta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la lucha contra las enfermedades tropicales desatendidas (ETD), cuyo control intensificado o eliminación está programado para 2020. El acceso a agua potable, el saneamiento y unas condiciones óptimas de higiene son factores directamente relacionados con la reducción de la transmisión de enfermedades olvidadas y el Derecho a la Salud.

Sigue leyendo

Enfermedades tropicales desatendidas en Ghana

El dengue, la lepra, el pian o la úlcera de Buruli siguen siendo enfermedades que afectan a miles de personas que residen en lugares empobrecidos o sin acceso a servicios sanitarios integrales. Las enfermedades olvidadas afectan especialmente a países africanos con climas tropicales, como por ejemplo, Ghana.

Sigue leyendo

3 preguntas clave sobre enfermedades tropicales desatendidas

Las enfermedades tropicales desatendidas, según la OMS, son aquellas que se propagan en ambientes calurosos y húmedos, propios de los climas tropicales, especialmente en lugares empobrecidos. En muchos casos, se trata de enfermedades transmitidas por insectos. Asimismo, es habitual que proliferen en lugares con aguas contaminadas o estancadas.

Sigue leyendo

La lepra en Costa de Marfil

La lepra es una enfermedad crónica causada por el bacilo Mycobacterium leprae que afecta a la mucosa de las vías respiratorias, los nervios, los ojos y la piel. De acuerdo con la OMS, en 2017 se registraron 211.009 nuevos casos a nivel global.

Sigue leyendo

¿Cómo se transmite la úlcera de Buruli?

La úlcera de Buruli es una enfermedad crónica y debilitante que suele afectar a la piel y en ocasiones al hueso. De acuerdo con la OMS, no hay forma de prevenir esta enfermedad tropical, y puede causar desfiguraciones permanentes y discapacidad a largo plazo.

La úlcera de Buruli está causada por Microbacterium ulcerans, un microorganismo cuyo modo de transmisión al ser humano se desconoce y que pertenece a la misma familia que la bactería que causa otras enfermedades tropicales desatendidas, como la lepra.

Úlcera de Buruli

Según recoge la OMS, la mayoría de los casos de úlcera de Buruli se localizan en países ribereños del Golfo de Guinea, como Benín, Costa de Marfil, Ghana o la República Democrática del Congo; la cobertura sanitaria insuficiente, el acceso limitado al agua, o la existencia de comunidades en áreas remotas, trae consigo una mayor incidencia de enfermedades tropicales desatendidas en estos territorios.

Además de en África Occidental, países americanos y del Pacífico Occidental, así como Australia, China o Japón, han notificado a la OMS casos de úlcera de Buruli. A mediados del siglo pasado, un equipo liderado por el profesor Peter MacCallum consiguió aislar el microorganismo causante de esta enfermedad olvidada en seis pacientes de Bairnsdale, al Este de Melbourne. Es por eso que en el Sur de Australia también es conocida esta enfermedad como úlcera de Bairnsdale. La denominación más común de esta enfermedad torpical desatendida proviene de la antigua provincia de Buruli, que actualmente lleva el nombre de su capital, Nakasongola, a orillas del lago Kyoga, en Uganda. En este territorio, en la década de los años 60, se detectaron numerosos casos.

La úlcera de Buruli es una de las enfermedades olvidadas que mayor incidencia tiene actualmente. Mientras en África casi la mitad (48%) de las personas afectadas son niñas y niños menores de 15 años, de acuerdo con la OMS este porcentaje no supera el 10% en Australia. Los conocimientos son limitados, tanto entre los equipos sanitarios como entre la población, que generalmente reside en áreas rurales remotas. Además, los síntomas de la úlcera de Buruli pueden confundirse con otras enfermedades tropicales o afecciones, como las úlceras crónicas, diabéticas o fagedénicas tropicales, la insuficiencia arterial o venosa, o el pian. En el caso particular de Australia, es más habitual que los síntomas puedan confundirse con picaduras de insectos.

Úlcera de Buruli en Uganda (África)

La úlcera de Buruli incide especialmente en áreas cercanas al agua o tras desastres naturales como inundaciones. De hecho, las actividades que se realizan en estos lugares, como la agricultura, junto con la falta de prendas protectoras o exposición al agua sin la debida precaución, incrementan el riesgo de las personas de padecer esta enfermedad tropical desatendida,

El modo en que la úlcera de Buruli se transmite a las personas aún no se ha determinado claramente. Según recoge la Wikipedia, existen investigaciones que determinan que algunos insectos actuáticos o mosquitos de las marismas podrían transmitir el Microbacterium ulcerans. Este microorganismo se desarrolla a una temperatura entre 29 ºC y 33 ºC y una baja concentración de oxigeno.

La transmisión más habitual de la úlcera de Buruli es mediante un traumatismo leve en la piel: un 35% de las veces suele producirse en las extremidades superiores, un 55% en las inferiores y el 10% en otras partes del cuerpo, según recoge la OMS. Los síntomas más habituales son una hinchazón o endurecimiento indoloro en alguna de las extremidades. La enfermedad evoluciona además sin fiebre.

Transmisión de la úlcera de Buruli

En los casos en los que no se trata la enfermedad, el edema, nódulo o placa se convierte en un mes en úlcera. Además, puede darse el caso de que los huesos se vean afectados, lo que provoca deformidades. De acuerdo con la OMS, el 70% de los casos se diagnostican en la fase de ulceración. En los casos en los que la persona afectada esté infectada por el VIH, la evolución de esta enfermedad tropical desatendida es más agresiva debido a la debilidad del sistema inmunitario.

El desconocimiento respecto al modo de transmisión trae consigo una ausencia de medidas de prevención y vacunas eficaces. Los esfuerzos de la OMS y organizaciones que trabajan por el Derecho a la Salud de las personas centran sus esfuerzos en la actualidad en reducir el sufrimiento y desfiguraciones consecuentes de la úlcera de Buruli. Así, la formación de equipos médicos, concienciación de la ciudadanía, desarrollar una cobertura sanitaria que permita detectar de forma precoz esta enfermedad tropical desatendida y el tratamiento antibiótico se han vuelto fundamentales para combatir esta enfermedad tropical desatendida.



¿Conseguiremos que el pian sea la segunda enfermedad en ser erradicada en el planeta?

La enfermedad de pian es la más antigua de las treponematosis. De acuerdo con la Wikipedia, existen evidencias de esta infección en esqueletos de 1,6 millones de años localizados en Kenia.

Sigue leyendo

¿Qué es la úlcera de Buruli?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la úlcera de Buruli es una enfermedad crónica y debilitante. Suele afectar a la piel, y en ocasiones al hueso. Asimismo, puede causar desfiguraciones permanentes y discapacidad a largo plazo.

Sigue leyendo