Solidaridad frente a la incertidumbre

La situación excepcional en la que estamos hace que el epicentro de nuestras vidas transcurra en casa,donde la solidaridad y el agradecimiento afloran frente al miedo y la incertidumbre.
Aunque el COVID-19 haya provocado una pandemia global y paralizado la vida de millones de personas, los días de confinamiento nos sirven para repensar en aspectos importantes como las relaciones sociales, el trabajo de los profesionales que garantizan los servicios esenciales y la enorme solidaridad de las personas voluntarias que aportan a este confinamiento una pizca de alegría.
Aunque estemos distanciados y sin contacto, las ventanas y balcones son nuestras plazas para contagiar optimismo. Desde Anesvad queremos agradecer a todas las personas que estáis trabajando para que podamos seguir adelante. Al personal sanitario y a todos los trabajadores de los centros de salud y hospitales; al personal de farmacia, transportistas, personal de limpieza, repartidores y personal de supermercados; a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado; A todos los que cuidan de personas mayores y dependientes; a quienes voluntariamente tejen mascarillas y batas, imprimen viseras y respiradores,  comparten sus rutinas deportivas y talento artístico por las redes sociales. Gracias a ti por quedarte en casa.

 

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Solidaridad frente a la incertidumbre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *