Siete sanas recomendaciones para hacer frente al aislamiento

La situación de pandemia global provocada por el COVID-19 nos lleva a reducir al máximo la interacción social y evitar salir de casa para frenar la curva de contagios. Las autoridades sanitarias advierten que este aislamiento se puede prolongar más allá de los 15 días, y por ello te traemos siete recomendaciones para hacerle frente de manera responsable.

Sigamos las recomendaciones de las autoridades, tanto del gobierno central como de las instituciones regionales y locales. Estemos pendientes de las noticias, pero sin ser alarmistas. Si seguimos las pautas establecidas estaremos contribuyendo a frenar la pandemia. Entendamos que quedarnos en casa es un acto de civismo y solidaridad con las personas enfermas y las que siguen trabajando por nosotros.
No saturemos nuestros servicios sanitarios con consultas que no sean urgentes. El COVID-19 se manifiesta con fiebre, tos seca y dificultad para respirar. Si tenemos síntomas leves debemos quedarnos en casa y reposar. Algunas comunidades autónomas han desarrollado sitios web específicos para autoevaluar nuestro estado de salud. Por ejemplo, si resides en la Comunidad de Madrid puedes hacer un test de autoevaluación del coronavirus aquí. En caso de encontrarte peor, llama al teléfono de emergencia contra el COVID-19 habilitado por tu comunidad autónoma.
Hagamos la compra de una manera racional. Compremos solo aquello que necesitemos, siendo conscientes que otras personas pueden necesitar alimentos y medicinas de manera urgente. Evitemos el acopio innecesario.
Estar en casa no significa estar aislarse del mundo exterior. Fomentemos la interacción social a distancia mediante llamadas de teléfono y videoconferencias con la familia, nuestras amistades y nuestro entorno profesional. El contacto diario es importantísimo.
Organicémonos. Tener una rutina de actividad física y mental es indispensable. Pongámonos horarios para conciliar el teletrabajo con los cuidados, la limpieza e higiene, el deporte y el ocio. Mantener una rutina de sueño y no abusar de la comida, el alcohol o las pantallas nos ayudará a mantenernos saludables.
Seamos optimistas. Las crisis son también una ventana de oportunidad para experimentar cosas nuevas. Exploremos aficiones y embarquémonos en nuevos aprendizajes. Esta situación es algo que no podemos cambiar y podemos exprimir el tiempo para crecer como personas.
Colaboremos. Si tenemos fuerzas y nos encontramos bien, podemos ayudar a las personas mayores con la compra o los cuidados; participar de la efervescencia colectiva de los aplausos al personal sanitario; mostrar nuestra creatividad y ofrecer contenidos lúdicos y artísticos para amenizar el confinamiento; ofrecernos como voluntarias/os para difundir buenas prácticas. Existen un sinfín de posibilidades para reforzar lazos con nuestra comunidad y cooperar para combatir esta crisis.

Sabemos que harás caso a estas recomendaciones porque con tu solidaridad, y como parte indispensable de la familia Anesvad, contribuyes día a día a mejorar la salud de millones de personas.
Quédate en casa. Juntas y juntos venceremos al virus.

 

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Siete sanas recomendaciones para hacer frente al aislamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *