Anesvad interviene de emergencia en Togo ante el aumento de casos de COVID-19

Togo es uno de los países más empobrecidos de África Subsahariana, y la COVID-19 ha agravado su ya frágil sistema de salud. Por ello, estamos interviniendo de emergencia en el país, centrándonos en las personas a las que más les está afectando esta pandemia.
Con casi 8 millones de habitantes, Togo es un país relativamente pequeño en comparación con sus vecinos africanos y ocupa los últimos puestos en rankings como el Índice de Desarrollo Humano o la renta media por habitante. Ante la irrupción a finales de marzo del coronavirus, las autoridades togolesas instauraron restricciones de movilidad, medidas de distanciamiento entre la población, y movilizaron una partida presupuestaria extraordinaria para paliar los efectos de la pandemia. Aun así, durante las últimas semanas se ha observado un aumento preocupante de casos positivos y muertes por COVID-19, por lo que es necesario seguir fortaleciendo su sistema sanitario y garantizar que las personas de contextos empobrecidos tengan recursos para evitar el contagio.
En Anesvad, llevamos años trabajando en el país junto a las autoridades togolesas y otras ONGD con el fin de combatir las ETD y mejorar el bienestar de la población. Ante la actual crisis hemos diseñado una intervención de emergencia para frenar la propagación de la COVID-19, sensibilizar a la población sobre medidas preventivas y atender a las personas más expuestas a la enfermedad.
Y es que las personas con discapacidad física o intelectual, que padecen ETD u otras enfermedades como la tuberculosis, corren un mayor riesgo de contagiarse del coronavirus y de desarrollar formas graves con una alta tasa de letalidad. Además, muchas de ellas son dependientes y requieren la asistencia de un tercero para realizar sus actividades cotidianas o recibir atención sanitaria.
Por ello, estamos trabajando en colaboración con la ONGD alemana DAHW y la Federación Togolesa de Asociaciones de Personas con Discapacidad para dotar de material sanitario y dispositivos de lavado de manos a la población afectada por ETD y tuberculosis y entre personas con discapacidad. En paralelo a esta labor también estamos distribuyendo más de 8.000 kits alimentarios entre sus familias para que puedan hacer frente a esta difícil situación. Además, seguimos equipando al personal sanitario togolés con equipos de protección y llevamos a cabo campañas informativas para la población general con pautas para prevenir el coronavirus.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Anesvad interviene de emergencia en Togo ante el aumento de casos de COVID-19

Lanzamos “Las otras enfermedades de África”, un e-book gratuito sobre enfermedades olvidadas en África

La coyuntura mundial de lucha contra la pandemia no puede perjudicar la lucha contra otras enfermedades olvidadas en contextos empobrecidos. A través de esta guía queremos sensibilizar sobre el por qué otras enfermedades pueden quedar desatendidas en África y el peligro que esto puede suponer si la atención sanitaria se centra únicamente en frenar la propagación de la COVID-19.
Como venimos alertando desde hace meses, los precarios sistemas sanitarios de los países más empobrecidos hacen que la COVID-19 se convierta en una nueva amenaza sanitaria de consecuencias imprevisibles. Ante esta situación, en Anesvad no hemos desatendido nuestra misión principal de combatir las ETD y, paralelamente, hemos actuado de emergencia en Costa de Marfil y Togo para fortalecer sus sistemas sanitarios y evitar que las personas más vulnerables se contagien de coronavirus.
Fruto de nuestra dilatada experiencia trabajando por el Derecho a la Salud en el continente, y con el fin de sensibilizar sobre la situación sanitaria que vive África en estos momentos, hemos lanzado el e-book gratuito “Las otras enfermedades de África”. Esta breve guía ofrece información sobre las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la COVID-19 en África, el impacto de la contención de la pandemia en varias enfermedades ya presentes en el continente, con especial enfoque a las ETD; y la escasez de recursos sanitarios y los efectos del confinamiento en los países donde intervenimos.
Y es que, desde el punto de vista de la salud, si las autoridades sanitarias se centran únicamente en frenar la pandemia por coronavirus e interrumpen los servicios de salud esenciales, otros tipos de enfermedades de África como la malaria, sida, diarrea, tuberculosis o las ETD corren el riesgo de ser relegadas, echando por tierra años de avances en la lucha por eliminarlas.
Si te interesa acceder al e-book puedes descargarlo para saber más sobre las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la COVID-19 en África.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Lanzamos “Las otras enfermedades de África”, un e-book gratuito sobre enfermedades olvidadas en África

Ghana afronta una segunda fase de la pandemia aliviando restricciones ante el incremento de casos en el continente

África representa sólo una pequeña proporción del número total de casos de COVID-19 en el mundo, pero la tasa de contagio en varios países se ha multiplicado y la preocupación crece. En este contexto, el gobierno de Ghana ha levantado ciertas restricciones de movilidad para estimular la actividad comercial del país.
Si bien la pandemia originada por la COVID-19 llegó más tarde a África, la proporción de casos originados en el continente respecto al total global aumentó del 2,8% a principios de junio al 5% a mediados de julio.
En el caso de Ghana, uno de los cuatro países de África Subsahariana donde centramos nuestra actividad, las últimas tres semanas han visto un incremento de casi 1000 nuevos casos, llegando a más de 35000 en total, de ellos 4000 todavía activos. Sin embargo, el presidente del país, Nana Addo Dankwa Akufo-Addo, anunció el pasado domingo 26 de julio el cambio a una segunda fase de control del coronavirus, levantando varias restricciones.
Por un lado, el gobierno ghanés mantiene la obligatoriedad de llevar mascarilla en lugares públicos y cumplir con las medidas de higiene, pero suaviza las restricciones que cubren el culto en las iglesias, la asistencia a lugares de entretenimiento y actividades deportivas como el fútbol, entre otras. Por otro, se han reanudado líneas de transporte público entre regiones y las aerolíneas nacionales están operando a plena capacidad. Por último, se reabren los sitios y atracciones turísticas del país.
La responsabilidad individual es clave para controlar la propagación
Las medidas del ejecutivo ghanés no difieren de la mayoría de los países del mundo, que se han visto forzados a aliviar las prohibiciones por miedo a un descalabro económico aún mayor. Ghana no es una excepción, y confía en el civismo y el cumplimiento de las medidas de higiene y protección individual. El doctor Benedict Quao, coordinador del Programa Nacional de Lepra para el GHS (Ghana Health Service) y colaborador de Anesvad, nos deja esta breve reflexión: “Como sanitario, creo que hablo en nombre de la mayoría de nosotros si digo que seguimos comprometidos con lo que haga falta para contener esta pandemia, también para ofrecer la atención vital a quienes lo necesitan. Es necesario que pensemos en los demás, es necesario que nos aseguremos de que la humanidad seguirá adelante después de esta pandemia de la COVID-19.”
Nosotros seguimos trabajando para paliar los estragos del coronavirus en África a través de intervenciones de emergencia en Ghana y otros países como Togo o Costa de Marfil.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Ghana afronta una segunda fase de la pandemia aliviando restricciones ante el incremento de casos en el continente

Tres webinars gratuitos para reflexionar sobre el Derecho a la Salud

Los días 22, 23 y 24 de julio organizamos tres webinars gratuitos en el marco de la V Edición de los Premios Anesvad, donde pudimos reflexionar sobre la importancia de garantizar el Derecho a la Salud en el contexto de una pandemia global. Tuvimos la oportunidad de contar con profesionales sanitarios e investigadores que, junto a nuestras compañeras de Anesvad y la periodista especializada en derechos humanos Maitena Salinas, aportaron diferentes visiones sobre temáticas complejas.
Hemos recopilado las ideas más interesantes de cada coloquio, que podéis disfrutar en video a través de nuestro canal en YouTube.
El acceso universal a los medicamentos como parte indispensable del derecho a la salud.
Participantes: Berta Mendiguren, Doctora en Antropología de la Medicina, Miembro del Grupo de estudios africanos (GEA) y miembro del patronato de Anesvad; José Luis de la Flor, investigador de la UAM en salud global y Licenciado en Farmacia.
Berta y José Luis compartieron su experiencia sobre la forma en la que las sociedades africanas afrontan las pandemias de forma comunitaria, y cómo la riqueza también se mide por el capital social que puedas tener ante cualquier imprevisto de la vida. Además, alertaron de los peligros de las farmacias paralelas y el mercado de los medicamentos falsos, que atentan contra la salud de millones de personas en el continente.
El papel del personal de Enfermería en la Atención Primaria de la Salud en los contextos de Euskadi y África Subsahariana.
Participantes: Arantzazu Jorge, enfermera, cooperante en diferentes países de África y trabajadora de Anesvad; Gemma Estévez, Enfermera de Atención Primaria y Vicepresidenta de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI).
Arantza y Gemma entablaron una conversación sobre el papel esencial del personal sanitario y, concretamente de enfermería, ante la situación de exposición y vulnerabilidad que han sufrido durante la crisis de la COVID-19. También compartieron sus visiones sobre la Atención Primaria a la Salud y sobre la incorporación de la enfermería como pieza clave en proyectos de cooperación al desarrollo.
El derecho a la salud en la era post COVID-19. Posibles efectos en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas.
Participantes: Gabriel Díez, Responsable de Departamento de Cooperación e Incidencia Política de la Fundación Anesvad; Israel Cruz, Jefe de Área del Departamento de Salud Internacional del Instituto de Salud de Carlos III.
Gabriel e Israel explicaron la problemática de las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) desde el punto de vista de la investigación, la cooperación al desarrollo y la incidencia, los determinantes sociales y económicos, su impacto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las perspectivas de género a la hora de combatirlas.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Tres webinars gratuitos para reflexionar sobre el Derecho a la Salud

Debatimos sobre el Derecho a la Salud en tiempos de la COVID19

Si algo hemos aprendido es que si la sanidad se para, se para todo, por lo que disponer de sistemas de salud fuertes, con personal formado y suficiente, así como contar con materiales e insumos necesarios para proporcionar una correcta atención son parte fundamental para garantizar nuestro Derecho a la Salud. El de todas las personas. En Anesvad, comprometidos como estamos con este derecho desde hace más de 50 años, hemos organizado un ciclo de webinars en los que reflexionar sobre estas cuestiones.
Los webinars arrancarán el próximo día 22 y durante 3 días consecutivos, hasta el viernes día 24 en horario de 18h30 a 19h30 podrán seguirse a través de nuestro canal de youtube . En estos webinars, distinas personas expertas en ámbitos relacionados con el Derecho a la Salud debatirán sobre cuestiones tan importantes como el acceso a los medicamentos, el importante papel del personal de enfermería en la primera atención a personas enfermas y sobre hasta qué punto esta crisis sanitaria puede suponer o no una oportunidad para colocar a las Enfermedades Tropicales Desatendidas en un papel más protagónico en las agendas.

El acceso universal a los medicamentos como parte indispensable del derecho a la salud.

22 de julio. 18h30
Berta Mendiguren: Doctora en Antropología de la Medicina, Máster en Cooperación Internacional y Diplomada Trabajo Social. Miembro del Grupo de estudios africanos (GEA) y Red Internacional de Investigación en Salud, culturas y desarrollo en Africa (SACUDA) y Patrona Fundación ANESVAD.
José Luis de la Flor: investigador de la UAM en salud global y Licenciado en Farmacia. Desarrolla su trabajo en el marco de las Relaciones Internacionales, los Estudios Críticos de Seguridad, los Estudios Biopolíticos y los Estudios Africanos. Sus líneas de investigación actuales son las políticas de seguridad sanitaria global, la evolución teórica de los Estudios Internacionales de Seguridad Sanitaria Global y la construcción histórica de las políticas de desarrollo de la salud en África Subsahariana.

El papel del personal de Enfermería en la Atención Primaria de la Salud en los contextos de Euskadi y África Subsahariana.

23 de julio. 18h30
Arantzazu Jorge: Desde el 2005 dedicada a la cooperación al desarrollo en diferentes países de África con diversas organizaciones internacionales y desde el 2011 parte del equipo de profesionales de la Fundación Anesvad.
Gemma Estévez Martínez: Vicepresidenta de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa. Enfermera de Atención Primaria desde hace 30 años con titulación de Experta en Salud Comunitaria.

El derecho a la salud en la era post Covid. Posibles efectos en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas.

24 de julio. 18h30
Gabriel Díez: Responsable de Departamento de Cooperación e Incidencia Política de la Fundación Anesvad. Ha participado en el desarrollo de enfoques integrados para la prevención, el control, la eliminación y la erradicación de Enfermedades Tropicales Desatendidas como la úlcera de Buruli, la lepra y el pian junto con los Programas Nacionales dependientes de los Ministerios de Salud de diversos países en África Subsahariana.
Israel Cruz: Jefe de Área del Departamento de Salud Internacional del Instituto de Salud de Carlos III.
Las sesiones serán moderadas por la periodista especializada en Derechos Humanos Maitena Salinas, han sido organizadas por la Fundación Anesvad en el marco de la V Edición de los Premios a la Solidaridad y la Cooperación y cuentan con la colaboración del Colegio de Enfermería de Gipuzcoa.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Debatimos sobre el Derecho a la Salud en tiempos de la COVID19

Filantropía e Inversión de Impacto: el valor de transformación social del dinero

Junto con la UNED e ImpactHub Madrid lanzamos el primer Curso de Especialista en Filantropía e Inversión de Impacto, dirigido a profesionales del sector social que quieran profundizar en nuevas formas de gestionar el dinero para conseguir la transformación social.
Vivimos en un mundo globalizado donde el dinero circula sin fronteras e incide en las sociedades al instante. Desde hace unos años en cambio, los modelos económicos con fines solidarios están abriéndose paso con una visión transformadora y basada en valores de equidad y justicia social. Estas nuevas formas de entender la filantropía, la captación de fondos y la financiación de iniciativas sociales necesitan de nuevos marcos de referencia, que estén basados en la innovación y la medición del impacto, y que ayuden a orientar un proceso de cambio global que definirá el futuro de las siguientes generaciones.
En este contexto, y en colaboración con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) e ImpactHub Madrid, lanzamos el primer Curso de Especialista en Filantropía e Inversión de Impacto, que tiene por objetivo ofrecer un marco general de las nuevas tendencias en el uso del dinero como instrumento de transformación social. Para ello, y basándonos en experiencias como nuestra gestión de Inversiones Socialmente Responsables, el curso ofrecerá marcos conceptuales, experiencias, actores, metodologías, conocimientos y herramientas en los ámbitos de la Filantropía y de la Inversión de Impacto, así como en la medición de impacto y los procesos de emprendimiento social.
El curso comenzará el próximo octubre y el plazo de matrícula está abierto. En la página web específica del curso encontrarás el programa completo.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Filantropía e Inversión de Impacto: el valor de transformación social del dinero

Costa de Marfil abre sus fronteras ante un escenario de inestabilidad política

Las sucesivas crisis sociopolíticas que ha sufrido el país han provocado una disminución de la actividad económica, con el corolario de un aumento de la tasa de desempleo, ya muy elevada, en particular entre los jóvenes. La propagación de la COVID-19 no ayuda y se han registrado casi 10000 contagios desde que comenzó la pandemia.
En octubre de 2020, Costa de Marfil celebrará sus elecciones generales para elegir a su presidente. El actual jefe de Estado, Alassane Ouattara, compite por revalidar su mandato, que ostenta desde el 2010, enfrentándose a antiguos rivales políticos y al que, hasta hace poco, era su mano derecha. Si bien el país es rico en recursos primarios como el cacao, el café o el aceite de palma, su pujanza económica se ve obstaculizada por la inestabilidad política que arrastra desde el final de la guerra civil en 2007.
Por si fuera poco, y en plena crisis sanitaria global, el gobierno ha tenido que hacer frente a ataques terroristas de insurgentes al norte del país, una zona donde la presencia de células yihadistas se está intensificando. Sin ir más lejos, el pasado 11 de junio al menos una decena de soldados marfileños fueron asesinados por uno de estos grupos en una localidad cercana a la frontera con Burkina Faso.
Ante este clima político de inestabilidad, desde Anesvad no cejamos en nuestro empeño por garantizar el acceso a la salud de todas las personas, especialmente de aquellas en contextos empobrecidos. Llevamos trabajando en Costa de Marfil desde 1999 y, ante las adversidades del país, nunca hemos abandonado nuestra actividad de cooperación al desarrollo.
Seguimos actuando de emergencia ante el coronavirus
Afortunadamente, el gobierno marfileño estableció un protocolo y un plan de respuesta ante la irrupción del coronavirus en el país, y como ONGD que apoya su sistema sanitario en la lucha contra las ETD, decidimos actuar de emergencia y movilizar recursos para reducir también el impacto de la pandemia.
Si bien estas medidas preventivas y de distanciamiento social se han relajado y a partir del 1 de julio se han reanudado los vuelos internacionales, Costa de Marfil mantiene el estado de emergencia en la gran región de Abiyán, la zona más poblada y que aglutina a una quinta parte de la población del país (unos 5 millones de personas).
Esta región es la más castigada y por ello estamos contribuyendo en distintos frentes. Por un lado, estamos dotando al personal sanitario y comunitario con equipos de protección individual, mascarillas y guantes. Por otro, estamos distribuyendo productos de higiene para reducir los contagios. Y, por último, apoyamos campañas de sensibilización sobre las medidas de distanciamiento y el correcto uso de los equipos de protección frente al coronavirus.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Costa de Marfil abre sus fronteras ante un escenario de inestabilidad política

Los profesionales sanitarios en África soportan la presión de la crisis del coronavirus ante su expansión

La epidemia está avanzando rápidamente, con un aumento de la incidencia de casi el 25% en la última semana en el continente y los países más afectados están viendo como el número de pacientes se duplica en 7 días.
La propagación de la COVID-19 se acelera en África. Si bien los primeros casos en el continente se detectaron más tarde que Europa o Asia, ahora los reportes diarios indican una subida pronunciada de casos en la mayoría de los países. En este contexto, y con sistemas de salud que adolecen de falta de equipos de protección, infraestructuras básicas y combaten a su vez otras infecciones que los saturan, las y los profesionales sanitarios han de soportar la presión de atender a las personas enfermas poniendo en riesgo su propio bienestar.
“Nos protegemos como podemos, teniendo en cuenta que nuestros recursos son muy limitados y que estamos centrados en otras enfermedades e infecciones”, relata Elizabeth Quarshie, que trabaja en Anum Apapam, un centro de salud en Mamprobi, situado en el área metropolitana de Accra, la capital de Ghana. Este país, una de la diez economías más prósperas de África y con casi 25 millones de habitantes, dispone de unos 200 respiradores en total, cifras que recoge un informe reciente de la agencia Reuters.
En Togo la situación es aún más frágil. Con tan solo 15 respiradores para una población de casi 8 millones y un único hospital de referencia en Lomé para atender a pacientes con coronavirus, los estragos que la pandemia pueden provocar generan miedo entre la ciudadanía. Gloria Agblenyo es matrona, y nos cuenta que “hacen falta más centros de referencia y personal para atender a los pacientes”. Desde Anesvad llevamos 10 años trabajando en el país en su lucha contra las ETD, apoyando al personal sanitario y capacitando y sensibilizando a la población. El togolés Koffi Fombo pertenece a nuestro equipo allí y lamenta que “ha habido dificultades para recibir informaciones fiables sobre los casos de COVID-19. El gobierno hace públicas las cifras, pero algunos ciudadanos lanzan en las redes sociales muchos mensajes que afirman que las cifras reales son mayores que las oficiales”.
Ante esta situación de escalada de casos, y evidenciando en primera persona las debilidades estructurales, estamos movilizando recursos para fortalecer los sistemas sanitarios de Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Los profesionales sanitarios en África soportan la presión de la crisis del coronavirus ante su expansión

Economía africana en tiempos de pandemia

Sabemos que el coronavirus ha trastocado el modo de vida de millones de personas en el continente africano, afectando no solo a su salud, sino a la actividad económica de subsistencia de comunidades enteras. Jóvenes emprendedores como Annabel e Inès nos cuentan sus retos ante la pandemia y cómo han recuperado su actividad comercial.
Annabel Dosoo regenta un salón de belleza en Accra, la capital de Ghana. Desde el inicio en marzo de las medidas de distanciamiento social decretadas en el país, y como muchos pequeños comercios en la capital, ha sufrido un parón en su actividad. “La gente que venía a arreglarse el pelo para una boda u otro evento social no ha venido, todo se ha suspendido. Antes del confinamiento había comprado muchos productos, porque pensaba que tendría trabajo, pero las cosas no salieron como yo esperaba, así que pasé un tiempo de dificultad económica” nos relata desde su establecimiento en el barrio de Newtown, uno de los étnicamente más diversos de la ciudad.
Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los jóvenes africanos son las principales víctimas de las consecuencias socioeconómicas de la crisis en el continente, ya que el 93,4% de ellos tienen un empleo informal, muchas veces vinculado a los sectores más afectados por la COVID-19.
La madre de Inès Adjoula tiene un puesto en el gran mercado de Dantokpa, en Cotonú (Benín) y, durante las vacaciones escolares, Inès siempre la ayudaba a atenderlo. Ahora ella, tras diplomarse en comercio y marketing, regenta el establecimiento «Olouwatobi» en Abomey-Calavi. Inès afirma que “desde el cierre de las fronteras, todo quedó bloqueado. Al principio, todo iba bien porque tenía bastantes productos en stock. Ahora es más complicado: algunos productos se han agotado. Me veo obligada a comprarlos a otros comercios o a explicar a la clientela que se han agotado las existencias.”
Tanto Inès como Annabel han sufrido las consecuencias de la pandemia en términos económicos, en un contexto ya difícil para desarrollar sus negocios y con empleados a su cargo. En el caso de Inès ha “dado de baja a tres vendedoras”, que pretende volver a contratar cuando vuelva la normalidad. Según ella, “la empresa requerirá al menos un año de actividad después de la crisis para recuperarse”.
Aun y todo, en el horizonte se atisba la esperanza de la recuperación. Según Peter O’Reilly, de la  Liverpool John Moores University del Reino Unido, las economías africanas podrían ser mucho más resistentes a futuras crisis exógenas si  potenciasen sus propias capacidades industriales y diesen prioridad a las redes de producción regionales a través de cadenas de suministro más cortas.  De momento, Annabel se ha adaptado al contexto: “para que el negocio remonte hago algunos servicios a domicilio. Gracias a las redes sociales he sido capaz de comunicarme con mis clientas online, recoger sus pedidos y enviarles pelucas confeccionadas cuando las tengo listas”.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Economía africana en tiempos de pandemia

Abierta la Convocatoria para la V Edición de los Premios Anesvad

Las organizaciones que deseen participar podrán presentar sus candidaturas hasta el 11 de julio. En el contexto de crisis provocada por el coronavirus, ahora más que nunca queremos reconocer el trabajo de organizaciones vinculadas con el Derecho a la Salud en África.
La V Edición de los Premios Anesvad es especial. Ante la crisis del coronavirus hemos decidido, ahora más que nunca, apoyar a entidades que luchan por el Derecho a la Salud en el continente africano.
Como en ediciones anteriores, otorgamos premios en tres categorías, Emprender, Perseverar e Innovar, a organizaciones que hayan implementado intervenciones en África. En total, repartiremos 120.000€:

30.000 € por categoría para proyecto de Cooperación al Desarrollo.
10.000 € por categoría para proyectos de Educación para la Transformación Social.

Si representas a una organización que cumple con estas características y te gustaría participar puedes consultar las bases y cumplimentar el formulario de candidatura online. La convocatoria está abierta hasta el 11 de julio. Además, para resolver dudas relacionadas con las bases, ponemos a disposición de las entidades un correo electrónico premios@anesvad.org

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Abierta la Convocatoria para la V Edición de los Premios Anesvad