Ghana afronta una segunda fase de la pandemia aliviando restricciones ante el incremento de casos en el continente

África representa sólo una pequeña proporción del número total de casos de COVID-19 en el mundo, pero la tasa de contagio en varios países se ha multiplicado y la preocupación crece. En este contexto, el gobierno de Ghana ha levantado ciertas restricciones de movilidad para estimular la actividad comercial del país.
Si bien la pandemia originada por la COVID-19 llegó más tarde a África, la proporción de casos originados en el continente respecto al total global aumentó del 2,8% a principios de junio al 5% a mediados de julio.
En el caso de Ghana, uno de los cuatro países de África Subsahariana donde centramos nuestra actividad, las últimas tres semanas han visto un incremento de casi 1000 nuevos casos, llegando a más de 35000 en total, de ellos 4000 todavía activos. Sin embargo, el presidente del país, Nana Addo Dankwa Akufo-Addo, anunció el pasado domingo 26 de julio el cambio a una segunda fase de control del coronavirus, levantando varias restricciones.
Por un lado, el gobierno ghanés mantiene la obligatoriedad de llevar mascarilla en lugares públicos y cumplir con las medidas de higiene, pero suaviza las restricciones que cubren el culto en las iglesias, la asistencia a lugares de entretenimiento y actividades deportivas como el fútbol, entre otras. Por otro, se han reanudado líneas de transporte público entre regiones y las aerolíneas nacionales están operando a plena capacidad. Por último, se reabren los sitios y atracciones turísticas del país.
La responsabilidad individual es clave para controlar la propagación
Las medidas del ejecutivo ghanés no difieren de la mayoría de los países del mundo, que se han visto forzados a aliviar las prohibiciones por miedo a un descalabro económico aún mayor. Ghana no es una excepción, y confía en el civismo y el cumplimiento de las medidas de higiene y protección individual. El doctor Benedict Quao, coordinador del Programa Nacional de Lepra para el GHS (Ghana Health Service) y colaborador de Anesvad, nos deja esta breve reflexión: “Como sanitario, creo que hablo en nombre de la mayoría de nosotros si digo que seguimos comprometidos con lo que haga falta para contener esta pandemia, también para ofrecer la atención vital a quienes lo necesitan. Es necesario que pensemos en los demás, es necesario que nos aseguremos de que la humanidad seguirá adelante después de esta pandemia de la COVID-19.”
Nosotros seguimos trabajando para paliar los estragos del coronavirus en África a través de intervenciones de emergencia en Ghana y otros países como Togo o Costa de Marfil.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Ghana afronta una segunda fase de la pandemia aliviando restricciones ante el incremento de casos en el continente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *