¿Cuáles son los síntomas de la filariasis linfática o elefantiasis?

Probablemente existan pocos lugares en el mundo tan especiales para darle la bienvenida al Año Nuevo como Kiribati. Todos los años, miles de personas viajan a este país, compuesto por decenas de atolones e islas, en medio del Pacífico, para disfrutar de la Nochevieja. Es el primer lugar del mundo que entrará en 2020.

2019 ha sido un año muy especial para Kiribati. La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que este país había eliminado la filariasis linfática como problema de salud pública. La noticia llegó después de años de esfuerzo de las autoridades locales, organizaciones extranjeras y farmacéuticas, y la propia OMS.

La filariasis linfática, popularmente conocida como elefantiasis, es una enfermedad que afecta al sistema linfático. Uno de sus efectos es la hipertrofia anormal que, además de dolor, puede generar discapacidad y estigma social.

De acuerdo con la OMS, en la actualidad hay más de 886 millones de personas, en 52 países, amenazadas por la filariasis linfática que necesitan quimioterapia preventiva. Gracias a las medidas propuestas por la OMS, 554 millones de personas ya no necesitan quimioprofilaxis. Desde el año 2000 se han aplicado 7.100 millones de tratamientos para detener la infección.

Togo, primer país africano en eliminar la filariasis linfática

En 2017 Togo, un pequeño país del Golfo de Guinea, con la población de Cataluña, se convirtió en el primer Estado africano en lograr la eliminación de la elefantiasis. No es el caso de Benín, con quien comparte frontera, y donde la filariasis linfática es endémica en 48 de sus 77 provincias.

En Benín existe un gran desconocimiento respecto a la filariasis linfática por parte de la población. Además, las organizaciones sanitarias no están lo suficientemente bien preparadas y las autoridades no conocen cómo ayudar a las personas afectadas.

Estos son algunos de los síntomas de la filariasis linfática o elefantiasis:

  • Engrosamiento de la piel de las manos y las piernas.
  • Escalofríos y fiebre a lo largo del día y la noche.
  • Hinchazón e inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Hinchazón en los brazos, geniales, manos y piernas.
  • Orina blanca.
  • Tos paroxítica por la noche.

La transmisión de filarias a través de los mosquitos causa la filariasis linfática. Estos parásitos pueden llegar a vivir hasta 8 años y a lo largo de su vida generan millones de larvas que entran en circulación en la sangre.

La elefantiasis es una Enfermedad Tropical Desatendida (ETD). De acuerdo con la OMS, las ETD son «enfermedades infecciosas que proliferan en entornos empobrecidos, especialmente en el ambiente caluroso y húmedo de los climas tropicales». De este modo, son frecuentes en áreas en vías de desarrollo del África subsahariana, así como algunas regiones de América y Asia. La lepra, el pian o la úlcera de Buruli son otras enfermedades que conviven en estos países con la filariasis linfática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *