Erradicar el ébola llevará más que tomar una simple pastilla (parte 2/2)


Si la respuesta médica actual contra el Ébola tiene éxito en el Kivu Norte, habrá mejorado el largo historial de fracasos del gobierno. Durante casi un cuarto de siglo, el gobierno congoleño ha fracasado en la prestación de servicios públicos básicos en la región. La mayoría de los ciudadanos han experimentado históricamente corrupción, ineficiencia y violencia por parte de los funcionarios públicos, por lo que no confían en nada de lo que dice el gobierno, incluso sobre el Ébola. Como resultado, los congoleños no llevan a los familiares sintomáticos a los centros de salud, esconden a las personas enfermas en sus hogares para evitar ser detectados, y llevan a cabo rituales tradicionales de entierro sin informar a las autoridades estatales.

Los congoleños también desconfían de los actores internacionales, incluidos los organismos de ayuda, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y las Naciones Unidas. Las preocupaciones de los congoleños sobre lo que hacen los cooperantes extranjeros acaban a menudo en la creación de teorías conspiranoicas (los rumores falaces incluyen la afirmación de que los pacientes están siendo inyectados con la enfermedad). Por supuesto, esta postura surge de la larga experiencia con países extranjeros y la tendencia de estos a actuar de forma diferente de lo anunciado. Los belgas saquearon los recursos naturales del Congo bajo la apariencia de una "misión civilizadora". La CIA apoyó (si no llevó a cabo) el asesinato del primer primer ministro del país después de la independencia. Y Ruanda y Uganda han invadido el país repetidamente en apoyo de los movimientos rebeldes, mientras que la mayor misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas del mundo ha hecho poco para traer la paz. Dado este historial, difícilmente se puede culpar a los congoleños por ser cautelosos con los forasteros.

Docenas de enfermos ingresan a los hospitales, donde los extranjeros mantienen a los pacientes fuera de la vista de sus familiares y amigos, y son pocos los que regresan. A las familias se les dice que estas personas han muerto, pero no ven sus cuerpos. Todo lo que pasa es un misterio, así que los rumores llenan el vacío. El hecho de que grupos de civiles enojados y asustados hayan atacado los centros de tratamiento del Ébola no es sorprendente en estas circunstancias.

A pesar de todos los obstáculos y malentendidos, hay señales prometedoras de que esta epidemia puede ser controlada. La nueva vacuna del Ébola ha evitado que la mayoría de los trabajadores sanitarios contraigan la enfermedad de sus pacientes. Y aunque el gobierno congoleño es débil, su respuesta al Ébola y sus programas de vacunación no lo son. En el Congo y en los países vecinos se han puesto en marcha extensos programas de vacunación dirigidos por el Estado y las ONG asociadas desde que comenzó el brote.

La propia debilidad del Estado congoleño es otro motivo de esperanza. Debido a que el gobierno ha sido tan disfuncional durante tanto tiempo, las iglesias protestantes y católicas administran gran parte del sistema de salud pública del país y gestionan la mayoría de los hospitales y clínicas públicas. Bajo este sistema, las instalaciones de salud dirigidas por la iglesia son parte del sistema de salud pública, para el cual las ONG ayudan a suministrar fondos e implementar programas.

Las autoridades sanitarias de la Iglesia están a la vanguardia de los esfuerzos de vacunación, prevención y tratamiento del Ébola. Su papel importa porque las iglesias estaban entre las pocas instituciones sociales que sobrevivieron al colapso del Estado: mientras que el gobierno, la economía, el ejército y casi todo lo demás dejaron de funcionar como instrumentos de bien público, las instituciones religiosas sobrevivieron. Casi todos los congoleños son miembros de una iglesia o mezquita, en las que los congregantes buscan liderazgo e información.

Para aprovechar al máximo estas sólidas redes religiosas y los altos niveles de confianza que los congoleños depositan en ellas, se debería trabajar más estrechamente con los líderes religiosos, especialmente para difundir información sobre los primeros síntomas del Ébola y el tratamiento eficaz. Los que respondieron al Ébola deben proveer sesiones informativas regulares a los pastores e imanes y animarlos a incorporar la información sobre el Ébola en los servicios semanales. El personal sanitario debe trabajar con los líderes religiosos para desarrollar rituales alternativos que permitan a las familias conmemorar adecuadamente a sus seres queridos mientras evitan que el Ébola se propague.

Fuente: Foreign Affairs

[Edición y traducción, Álvaro García López]

[Fundación Sur]

Artículos relacionados:

- Erradicar el ébola llevará más que tomar una simple pastilla (parte 1/2)

- La OMS declara oficialmente el ébola como “emergencia de salud pública mundial”

- Dos miembros del personal sanitario dedicado a la lucha contra el ébola han sido asesinados en la RDC

- Cómo la crisis del ébola en la RDC ha provocado que muchos niños mueran de sarampión

- Cómo las fronteras permeables de África dificultan la contención del ébola

- Situación de la epidemia de Ébola de la R D Congo a fecha 5 de Julio de 2019

- Tanzania en peligro tras los casos de ébola en Uganda

- La OMS da el visto bueno al uso de medicina experimental contra el Ébola en Uganda

- Más de 300.000 personas huyen del Congo, complicando la lucha contra el Ébola

- Kenia en alerta tras anunciarse un presunto caso de ébola

- El brote de ébola en la RDC se extiende a Uganda

- Atacan otro centro de tratamiento del ébola en RDC

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 9 de Mayo de 2019

- La OMS adapta la estrategia de vacunación contra el ébola en la República Democrática del Congo

- Se confirman 27 casos de ébola en un día en RDC

- El personal sanitario de la RDC exige más seguridad en su trabajo

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 23 de Abril de 2019, por José Antonio Barra Martínez

- Más de 1.000 personas fueron infectadas por el ébola en la República Democrática del Congo

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 17 de Marzo de 2019

- La epidemia de ébola en RDC está "relativamente" controlada

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 31 de Enero de 2019

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 16 de Diciembre de 2018

- La OMS prevé que el brote de Ébola en la República Democrática del Congo dure al menos seis meses más

- Diez nuevas muertes por ébola en la República Democrática del Congo en sólo cuatro días

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 28 de Octubre de 2018

- Situación de la epidemia de Ébola de la República Democrática del Congo a 11 de Septiembre de 2018

🚩 Publicado originalmente en www.africafundacion.org: Enlace al post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *