Enfermar en África, una diferencia abismal ante una misma necesidad

Las enfermedades endémicas de África y los precarios sistemas sanitarios de los países más empobrecidos hacen que la COVID-19 se convierta en una nueva amenaza sanitaria de consecuencias imprevisibles.
En la mayoría de países de África, el acceso a una sanidad de calidad está reservado para los que más poder adquisitivo tienen. Esto contrasta con los sistemas de salud de países como España, que dispone, no sin limitaciones, de una sanidad pública, gratuita y con profesionales cualificados.
Desde Anesvad, seguimos reforzando los sistemas de salud en África subsahariana para reducir las desigualdades en el ejercicio del Derecho a la Salud. Ante la previsión de que la pandemia se alargue en el tiempo, también hemos desplegado proyectos en países como Togo o Costa de Marfil para combatir el coronavirus y evitar que sus sistemas de salud colapsen.
No en vano, con los recursos sanitarios centrados en gran medida en COVID-19, así como con el temor y las restricciones a la vida cotidiana de las personas, las poblaciones vulnerables corren un riesgo cada vez mayor de quedar desatendidas según la OMS. Por ello, se han de reforzar los sistemas de salud para que puedan resistir mejor a crisis futuras y puedan seguir con su actividad esencial como los programas de nutrición y vacunación o la salud materno-infantil.
Y es que un sistema de salud sólido es la base de la preparación y la respuesta ante las emergencias. Una nueva ola de infecciones por COVID-19 en África, como la que muchos países de Europa están experimentando, podría perturbar aún más los servicios de salud esenciales que salvan vidas.
Si quieres conocer más sobre esta realidad puedes descargar nuestra infografía “Enfermar en España vs enfermar en África”, donde, de manera gráfica, explicamos las diferencias abismales que existen entre ambos territorios ante una misma necesidad.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Enfermar en África, una diferencia abismal ante una misma necesidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *