Cada mañana es un reto

Julia Aguiar, recientemente galardonada con el Premio Honorífico Anesvad, nos relata algunos de los detalles y dificultades a los que debe hacer frente en su centro sanitario de Benín.
Julia es la Directora del Centro Sanitario Gbèmontin, en Zagnanado (Benín) y una eminencia en el campo de la úlcera de Buruli. El reconocimiento más reciente que ha recibido es el Premio Honorífico Anesvad 2018, el pasado mes de octubre, coincidiendo con el 50 aniversario de la organización.
Tuvimos ocasión de escuchar cómo es el día a día del centro que dirige. Julia nos contó que, sin lugar a dudas, la necesidad es la principal fuente de motivación para crecer y exigirse más cada día: “Cuando llegamos al país no había un cirujano en 170 kilómetros a la redonda. Fuimos creciendo, comenzamos a operar, a dar tratamiento para la úlcera de Buruli. Luego vino la construcción de un dispensario de consulta masiva y unos albergues para la gente que venía de lejos. Sin duda la necesidad de la gente es lo que nos ha empujado a crecer y llegar a ser el centro que somos hoy en día.  Orgullosamente puedo decir que también formamos las últimas dos promociones de estudiantes, que adquieren gran dominio de la cirugía aplicada a Enfermedades Tropicales Desatendidas debido a que las experiencias en terreno son muy diversas y complejas”.
El nombre del centro, ‘Gbèmontin’, significa ‘Allí donde se encuentra la vida’ en fon, la lengua local. “Lo apodaron así los enfermos que venían a él, ya que cuando salían estaban curados”, relata Julia. Diariamente atiende una media de 300 personas; muchas de ellas recorren larguísimos trayectos para recibir atención médica, algunas incluso desde la vecina Nigeria.
Aunque en estos años el centro ha mejorado mucho gracias a todas las ayudas recibidas, todavía se encuentran ante infinidad de situaciones que necesitan una solución. “Pese a todo lo que se ha conseguido aún queda mucho camino por recorrer. Cada mañana es un reto, no sabemos qué vamos a encontrarnos en las consultas; lo que tenemos muy claro es que nuestra misión fundamental es la de dar atención sanitaria a quien más lo necesita”. Por eso, dice Julia, “hace falta poner los medios esenciales a disposición de las personas. Sólo así se puede conseguir un desarrollo y un progreso real”.
En Anesvad queremos poner en valor el trabajo que día a día realizan todas las personas que contribuyen al buen funcionamiento de los centros hospitalarios y de salud en África. Por eso este año seguiremos apoyando a Julia y a todos los centros con los que colaboramos. Este solo es un ejemplo del buen trabajo diario que realizan en terreno y de las dificultades que se encuentran al desarrollar su trabajo. ¡Seguiremos haciendo camino en África!

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Cada mañana es un reto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *