5 acciones clave contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD)

¿Sabías que más de 1.800 millones de personas beben agua contaminada? ¿Sabías que más de 900 millones defecan al aire libre? ¿Sabías que cerca de una cuarta parte de la población del planeta necesita tratamiento contra Enfermedades Tropicales Desatendidas?

De acuerdo con la Wikipedia, las Enfermedades Tropicales Desatendidas son un grupo de enfermedades olvidadas frecuentes en áreas en desarrollo de África, América y Asia, especialmente en los países del Golfo de Guinea, como Benín, Costa de Marfil, Ghana o Togo. Las ETD proliferan en áreas remotas sin acceso a servicios sanitarios, lugares con aguas estancadas y sucias o higiene insuficiente. Algunas de las enfermedades olvidadas de la piel más frecuentes son la filariosis linfática, la lepra, el pian o la úlcera de Buruli.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha propuesto 2020 como fecha límite para conseguir el control intensificado o eliminación de las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD). El acceso a agua potable, buenos hábitos de higiene o infraestructuras de saneamiento son vitales para reducir la transmisión de estas enfermedades olvidadas.

 
 

Diversas organizaciones están trabajando codo con codo, sobre el terreno, con instituciones locales para alcanzar el objetivo propuesto por la OMS. Estas 5 acciones, que tienen un alcance transversal, son fundamentales en los proyectos que desarrollan:

 

1.- Acceso al agua potable, buenos hábitos de higiene y desarrollo de infraestructuras de saneamiento

 

Las personas más proclives a padecer Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) residen en áreas sin acceso a agua potable, extrema pobreza y condiciones de higiene insuficientes. Asimismo, es común que una misma persona sea víctima de varias enfermedades olvidadas de la piel. Así, habilitar fuentes de agua potable o servicios sanitarios se vuelve fundamental en la lucha contra las enfermedades desatendidas de afección cutánea.

Una vez existe acceso a agua potable y las personas pueden emplear servicios sanitarios como letrinas para sus necesidades diarias, es crucial insistir en la educación en buenos hábitos de higiene.

 

2.- Formación

 

Las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) son comunes en áreas poco desarrolladas, en las que gran parte de la población vive en la pobreza. De este modo, es importante contar con personas que, sobre el terreno, en cada una de las comunidades, conciencen respecto a la salud y promuevan buenos hábitos de higiene. Asimismo, es fundamental dotar de herramientas y recursos a las y los profesionales de la salud que trabajan en las regiones más vulnerables.

Las campañas de información y sensibilización traen consigo una detección cada vez más precoz de enfermedades olvidadas de la piel. De este modo, se consigue reducir su incidencia en las personas enfermas, que a menudo son objeto de estigma social.

 
   

3.- Tratamiento, cuidado y rehabilitación de las personas enfermas

 

El Derecho a la Salud es fundamental. De este modo, es elemental que todas las personas enfermas reciban tratamiento, junto con las medicinas necesarias, cuidado en centros hospitalarios adecuados, y puedan acceder a su rehabilitación. Así podrán reducir las consecuencias físicas y mentales propias de haber padecido una Enfermedad Tropicales Desatendidas (ETD) y volver a sus actividades diarias.

 

4.- Suministro de medicamentos y equipamientos sanitarios

 

Existen medicamentos para tratar o curar a las personas afectadas por enfermedades olvidadas de afección cutánea. En el caso de la lepra, incluso es gratuito. Es vital que todas las personas enfermas puedan acceder a medicamentos y puedan ser tratadas con equipamientos sanitarios eficientes.

 

5.- Combatir el estigma social

 

En muchas comunidades aún persiste la creencia de que las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) son el resultado de una maldición. Así, muchas personas que las padecen lo ocultan para evitar el estigma social, aún a riesgo de poner en peligro la salud de su familia. De este modo, es clave concienciar a las personas referente de las comunidades y que éstas sensibilicen a las personas más cercanas.

Si no se combate el rechazo social a las personas que padecen o han sufrido una enfermedad olvidada de la piel, se corre el riesgo de perpetuar la pobreza y las condiciones que permiten la transmisión de las ETD. En consecuencia, son fundamentales los proyectos de reinserción social como los relativos al emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *