El gobierno de Uganda regulará los campamentos de salud gratuitos


Los organizadores de campamentos médicos que ofrezcan, entre otros, servicios quirúrgicos y dentales, deberán a partir de este mes planificar el tratamiento de las posible complicaciones tempranas y tardías tras un cirugía, incluido un plan de derivación de los pacientes cuando sea necesario en caso de incidente. Un campamento médico es una actividad temporalmente organizada dentro de una localidad específica con el propósito de proporcionar diagnóstico y/o tratamiento médico, quirúrgico o dental gratuito, subsidiado o patrocinado.

El Consejo de Médicos y Odontólogos de Uganda (UMDPC) introdujo la nueva guía entre otros como un requisito previo, después de las quejas de los campamentos anteriores donde se registraron varias muertes prevenibles debido a los médicos no calificados utilizados. "Debería haber un previo plan para el seguimiento postcampamento de los pacientes, especialmente los que se hayan sometido a operaciones quirúrgicas y los que tendrían que tomar medicamentos", explicó el Dr. Katumbe Ssentongo.

A fines del año pasado, hubo varios informes de que al menos 13 de los 28 pacientes, incluido el exdiputado de Kyadondo South Issa Kikungwe, perdieron la vida en circunstancias poco claras durante un campamento neuroquirúrgico de una semana organizado por el Hospital Mengo de la Iglesia de Uganda.

Sin embargo, el Dr. Katumba dijo que el plan para regular los campamentos y optimizar sus operaciones ha estado en marcha desde 2016 a fin de prestar gran atención a la investigación de las aplicaciones para garantizar que los campamentos sean beneficiosos, efectivos y seguros.

A diferencia del pasado en el que los médicos se inscribían en el consejo, las nuevas pautas ahora exigen que la unidad anfitriona del campamento de salud obtenga la autorización del Consejo de Médicos y Odontólogos de Uganda (UMDPC) y otros organismos estatutarios con tres meses de anticipación. "… garantizar que todos los profesionales de la salud que participarán en el campamento estén debidamente registrados y autorizados para ejercer en este país por las autoridades reguladoras pertinentes. Los estudiantes solo pueden conducir un campamento bajo la supervisión de un profesional médico/odontólogo calificado y registrado".

Los solicitantes también deberán declarar el propósito del campamento si existe un componente de investigación para el campamento y, de ser así, se deben buscar las aprobaciones éticas necesarias provistas por las directrices del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de Uganda (UNCST) antes de comenzar el campamento. Además, se debe presentar un informe detallado del campamento al UMDPC dentro de las dos semanas posteriores a la finalización del campamento, detallando los logros del campamento, el número de personas atendidas, los desafíos encontrados y un plan de seguimiento. Por otra parte, debe haber transferencia de habilidades al personal local que trabaja con el equipo.

Fuente: Daily Monitor 25

[Traducción, Muriel Balda Aspiazu]

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- La oposición de Uganda llama a poner fin al gobierno de Museveni

- Uganda inicia la campaña por la ley sobre la tierra

- En Zika, Uganda, donde nació el virus del mismo nombre, muchas preguntas siguen sin respuesta

- Prostitución infantil en Uganda: los "servicios" de una niña no llegan a los cincuenta centavos

- Uganda y África: bendecidas por la Naturaleza y destruidas por la codicia humana

🚩 Publicado originalmente en www.africafundacion.org: Enlace al post

La OMS advierte del “alto” riesgo de cólera en la capital de la RD del Congo.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó el lunes que existe un alto riesgo de una epidemia de cólera después de las inundaciones en Kinshasa, la bulliciosa y desvencijada capital de la República Democrática del Congo.

"En una gran ciudad como Kinshasa, que tiene entre 10 y 12 millones de habitantes, las lluvias y las inundaciones hacen que el riesgo de propagación de esta epidemia sea muy alto", señaló el director de la OMS en África, Matshidiso R. Moeti, en una conferencia de prensa.

Desde que se informó por primera vez sobre un brote de cólera en noviembre, las autoridades registraron "531 casos, con 32 muertes", comunicó a los periodistas el funcionario del ministerio de Salud Sylvain Yuma Ramazani.

La enfermedad altamente infecciosa, que prospera en condiciones de saneamiento deficiente y agua o alimentos contaminados, se ha extendido a 21 de las 35 zonas sanitarias en las que está dividida Kinshasa, y "la situación es grave", informó Ramazani.

La OMS anunció que ha entregado 11 toneladas de suministros médicos a las autoridades congolesas, incluidos antibióticos y productos para tratar la deshidratación.

El epicentro del brote es Camp Luka, un barrio pobre en el centro de Kinshasa, marcado por la sobrepoblación y la falta de sanitarios y agua potable.

Tres cuartas partes de las casas en Kinshasa están en barrios marginales que no tienen acceso a saneamiento o electricidad, explicó Corneille Kanene, exjefe de ONU-Hábitat, el año pasado.

La organización benéfica Medecins Sans Frontieres (MSF – Médicos Sin Fronteras) estableció la semana pasada uno de sus dos centros de tratamiento en Camp Luka.

Las inundaciones en Kinshasa fueron causadas por lluvias torrenciales durante la noche del 3 de enero, que fue seguida por una segunda el 7 de enero, cobrando 48 vidas, según las autoridades.

Más allá de la capital, el último brote de cólera ha afectado a 23 de las 26 provincias del país desde 2017, con "casi 50.000 casos y alrededor de 1.000 muertes", estima MSF. Estas cifras lo convierten en el peor brote en la RD del Congo desde 1994.

Fuente: Modern Ghana

[Traducción, Muriel Balda Aspiazu]

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- Crisis de cólera en Zambia

- RD Congo entre la violencia y el cólera

- En la República Democrática del Congo el cólera causa más víctimas que el Ébola

- El Gobierno de la República Democrática del Congo insta a la población a trabajar para hacer frente a la crisis económica

- El cólera se extiende por Sudán, causando 62 fallecimientos

🚩 Publicado originalmente en www.africafundacion.org: Enlace al post

El país africano con más cobertura sanitaria que Estados Unidos

Piense en un país donde un 90% de la población tiene cobertura de salud, más del 90% de los pacientes con VIH siguen un régimen farmacológico estable y el 93% de los niños están vacunados contra enfermedades infecciosas comunes, entre ellas el virus del papiloma humano. ¿Adivina dónde está esta tierra encantada de equidad médica? ¿Escandinavia? ¿Costa Rica? ¿Narnia?

Le doy una pista: es en África. Para más precisión: Ruanda.

En mi país natal la atención a la salud es un derecho garantizado a todos, no un privilegio reservado a ricos y poderosos. Ruanda sigue siendo pobre, pero en los últimos 15 años sus avances sanitarios han concitado la atención mundial, y con razón. En 2000, la esperanza de vida al nacer era solo 48 años; hoy es 67. La ayuda internacional hizo su parte, pero nuestros avances se deben, sobre todo, a innovaciones no financieras.

Para empezar, Ruanda estableció un modelo de gestión colaborativo y comunitario que nos permite hacer más con la misma cantidad de fondos. Además, nuestros servidores públicos están orientados a la solución de problemas y exhiben un nivel de ingenio que produjo muchas soluciones locales a diversos desafíos de desarrollo humano, como la seguridad alimentaria y el suministro adecuado de agua potable y vivienda.

Pero, tal vez, el factor más importante de nuestro impresionante progreso sanitario ha sido la agenda nacional de equidad, que fija objetivos de ayuda a los necesitados y mide el avance hacia su concreción. Desde que implementamos esta estrategia, Ruanda consiguió disminuir el porcentaje de personas que viven en la pobreza extrema desde el 40% de la población en 2000 a 16,3% en 2015.

En Ruanda, el 90% de la población tiene cobertura de salud, más del 90% de los pacientes con VIH toma antirretrovirales y el 93% de los niños están vacunados

Aparte de los beneficios obvios, estos avances importan porque, como señaló hace poco Unicef, la inversión en servicios sociales para niños vulnerables es el doble de efectiva cuando se la dirige a los más pobres. Es decir, Ruanda pudo hacer tanto en tan poco tiempo porque invertimos en los sectores más desfavorecidos y eso aumenta la tasa de rendimiento.

En la búsqueda de la equidad sanitaria, Ruanda priorizó la accesibilidad. En 2016, nuestros programas de cobertura médica alcanzaban a nueve de cada diez ruandeses. La mayoría de la población está inscrita en un programa de salud comunitario, conocido como CBHI por sus siglas en inglés, que aumentó el acceso a la atención médica de los ciudadanos ruandeses más vulnerables eximiéndolos del pago de aranceles.

Eso llevó a que Ruanda tenga hoy un nivel de cobertura alto según criterios internacionales, algo notable en un país que hace una generación sufrió los horrores del genocidio. Compárese con la situación en Estados Unidos: si bien la Ley de Atención Médica Accesible de 2010 redujo la proporción de estadounidenses sin seguro médico, al mismo tiempo, los asegurados tienen que pagar cada vez más por primas y otros gastos no cubiertos. Tal vez a Estados Unidos le convendría adoptar un programa similar al CBHI, para seguir reduciendo las barreras financieras contra el acceso a la atención médica.

Proveer dicho acceso fue un elemento central del diseño del suministro de atención médica de Ruanda, para lo que se apeló al envío de trabajadores de salud comunitarios a las 15.000 aldeas del país. Estos profesionales locales hacen de puntos de conexión con el sistema, que redujo los tiempos de espera y los costes financieros, al tratar a los pacientes en forma directa (a menudo, en sus hogares).

El programa de trabajadores comunitarios también sería útil en Estados Unidos, un país lleno de jóvenes educados que, en esa función, podrían hacer de puentes entre los establecimientos médicos y los pacientes y mejorar así el capital social del país y su situación sanitaria. Como demuestra la experiencia ruandesa, esos programas no solo amplían el acceso a la salud, sino que también permiten un abaratamiento de costes, al reducir las hospitalizaciones innecesarias.

Y son probadamente transferibles. Desde 1997, el Brigham and Women’s Hospital de Boston da apoyo a la comunidad VIH de esa ciudad, por medio del programa Prevención y Acceso a Atención y Tratamiento (PACT), una iniciativa basada en el modelo de trabajadores comunitarios implementado en las zonas rurales de Haití por Partners In Health, una organización médica sin fines de lucro que integra a esos trabajadores al sistema de atención primaria y mental.

Ruanda tiene un nivel de cobertura alto según criterios internacionales, algo notable en un país que hace una generación sufrió los horrores del genocidio

Gracias a esa iniciativa, el seguro público Medicaid ahorró dinero en ingresos, y los gastos de atención hospitalaria se redujeron 62%. Otras ciudades estadounidenses pueden y deben incorporar modelos similares a sus programas de tratamiento de afecciones crónicas.

La innovación fue el punto de partida del renacimiento sanitario ruandés, y el pensamiento progresista lo mantiene andando. Por ejemplo, en todo el país hay centros sanitarios encargados de vacunar y tratar enfermedades que exceden las capacidades de los trabajadores comunitarios de las aldeas, y que han extendido los servicios de obstetricia a la mayoría de las ruandesas.

Para ampliar todavía más el acceso, cada distrito de Ruanda tiene un hospital, y cada región del país cuenta con un hospital de derivación o de enseñanza con especialistas capaces de manejar casos más difíciles. Algunos centros todavía padecen escasez de personal, pero el Gobierno trató de cubrir los restantes mediante una iniciativa que emplea a profesores de más de 20 instituciones estadounidenses para que colaboren con la capacitación de nuestros especialistas clínicos.

En poco más de dos decenios, gracias a las soluciones locales y a la colaboración internacional, Ruanda redujo enormemente la carga de enfermedades sobre su pueblo y economía. En el futuro, nuestro objetivo es educar a los líderes del mañana para que sigan ampliando el sistema sanitario equitativo que hemos creado. Esa es la misión de la Universidad para la Equidad Sanitaria Global, una nueva institución con sede en la Ruanda rural, que ha hecho de la justicia, la colaboración y la innovación sus principios rectores.

Como médica ruandesa, participante en la creación del sistema sanitario de mi país desde sus albores, estoy orgullosa de lo que pudimos hacer en tan poco tiempo. No fue magia: fue una fórmula. Por medio de la cooperación global continua, otros países, incluso los desarrollados, pueden aprender cómo aplicarla.

Traducción: Esteban Flamini. Copyright: Project Syndicate, 2017. www.project-syndicate.org

Agnes Binagwaho es exministra de salud de Ruanda, es vicerrectora de la Universidad para la Equidad Sanitaria Global. En 2017 ingresó a la Academia Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

🚩 Publicado originalmente en África: Enlace al post

Anesvad obtiene el sello de ONGD evaluada de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España

Para ello, Anesvad ha realizado de manera voluntaria una auto evaluación mediante el análisis de los indicadores que recoge la Herramienta de Transparencia y Buen Gobierno que la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España promueve. Posteriormente, una firma auditora revisa las evidencias que aporta Anesvad, verificando el cumplimiento de los indicadores y emitiendo un informe de resultados. Dicho informe es revisado por la Coordinadora de ONG para el Desarrollo para comprobar su conformidad, y emite un certificado de cumplimiento que posibilita la obtención del sello de ONGD evaluada.
Para Anesvad, el uso de esta herramienta, además de ayudar a analizar el grado de cumplimiento de los mencionados indicadores, ha permitido identificar y desarrollar áreas de mejora, obtener aprendizajes e incorporar buenas prácticas de gestión. En palabras de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España “La Herramienta supone un proceso de mejora continua para las ONGD, la rendición de cuentas interna de las ONGD socias a la Coordinadora y la rendición de cuentas externa de las ONGD a la sociedad en general”
Esta nueva acreditación, refuerza el compromiso de Anesvad en materia de transparencia y buen gobierno, basado en la responsabilidad, la promoción del acceso a información y la mejora del impacto de nuestro trabajo.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Anesvad obtiene el sello de ONGD evaluada de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España

Día Mundial de la lepra

Aproximadamente cada año se diagnostican 18 000 casos de lepra en niños/as, una media de 50 casos al día a nivel mundial.*
El Día Mundial de la Lepra se conmemora el último domingo de enero para generar conciencia sobre las necesidades de las personas más pobres y marginadas del mundo: las afectadas por la lepra. Mucha gente piensa que la lepra es una enfermedad antigua que fue erradicada hace muchos años. Pero cada año, cientos de miles de niños/as, mujeres y hombres descubren que tienen lepra.
Aproximadamente cada año se diagnostican 18 000 casos de lepra en niños/as, una media de 50 casos al día a nivel mundial. El 24% de estos niños/as padecerá algún tipo de secuela que mermará su movilidad.
La lepra es una de las ETD que ha sido identificada para su eliminación como problema de salud pública para 2020. Sin embargo, la realidad es que es una enfermedad que continúa teniendo una gran incidencia en algunos países, siendo la India el mayor foco a nivel mundial. África, es otro de sus focos principales siendo endémica especialmente en Etiopía, República Democrática del Congo, Nigeria, Tanzania, Sudán del Sur, Madagascar, Angola, y Costa de Marfil. En su compromiso geográfico preferencial con los países africanos, Anesvad concentra sus esfuerzos en la eliminación de la lepra en los mismos, y en especial en los que ya interviene: Benín, Ghana, Costa de Marfil y Togo.
En este sentido, el abordaje por parte de Anesvad tiene una visión global del ciclo de la enfermedad, poniendo especial atención al diagnóstico y tratamiento precoz a nivel comunitario para minimizar el peligro de discapacidad; fortaleciendo capacidades en los sistemas locales de salud para intensificar las acciones de prevención, control y tratamiento de la lepra; trabajando en la reducción del estigma y discriminación de las personas enfermas; promoviendo investigación e innovación en diagnóstico, tratamiento y en soluciones adecuadas para las personas enfermas, especialmente para aquellas que tengan secuelas discapacitantes.
El próximo 28 de enero, Día Mundial de la Lepra, en Anesvad recordamos la lucha que iniciamos en contra de la lepra en el año de 1971, que hoy, continuamos firmes en nuestro compromiso por el Derecho a la Salud en África, contigo, lo hacemos posible.
*Fuente: leprosy.org
http://ift.tt/2ELwrLl

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Día Mundial de la lepra

Crisis de cólera en Zambia


En Zambia ha crecido la preocupación por el brote de cólera que comenzó en octubre del año pasado en Lusaka. Las autoridades de Zambia están intentando implementar rápidamente medidas adecuadas para contener el brote de cólera, ya que un brote prolongado podría tener implicaciones negativas en las perspectivas económicas del país.

Según cifras del Ministerio de Salud, los casos acumulados de cólera han llegado a 2.148 en todo el país, y la capital del país representa 2.091 de los casos y 51 fallecimientos. El gobierno ha respondido rápidamente cerrando mercados, prohibiendo la venta ambulante y suspendiendo el transporte de productos agrícolas a la capital, mientras que algunos establecimientos de comida rápida también se han visto afectados. Las autoridades han cerrado varias tiendas de alimentos en Lusaka después de que las investigaciones revelaran que su comida tenía rastros de vibrio cólera.

Mientras el Gobierno es elogiado por las medidas implementadas, Yusuf Dodia, presidente de la Asociación de Desarrollo del Sector Privado, aseguró que las perspectivas económicas podrían verse afectadas si las empresas permanecen cerradas durante un largo período de tiempo. Añadió que algunos países vecinos ya han expresado su preocupación por el brote de cólera y han aplicado severas medidas de detección a los comerciantes de Zambia involucrados en el comercio transfronterizo, que tampoco eran buenas para el país. Según Dodia, las implicaciones económicas del brote no pueden subestimarse ya que el gobierno se ha visto obligado a desviar recursos financieros de otros proyectos planificados para contener el brote.

Para la Unión Nacional de Agricultores de Zambia el cierre del Mercado de Soweto ha tenido un impacto negativo en susector cuyos medios de subsistencia dependen de las ventas diarias de productos frescos. Jervis Zimba, el presidente de la asociación, declaró que los agricultores perdieron ganancias monetarias debido a que toneladas de sus productos frescos se dañaron debido a la falta de ventas tras el cierre del mercado popular.

Los funcionarios del Ministerio solo atenderán los viajes de emergencia.

El Ministerio del Interior anunció la suspensión del departamento de Lusaka de oficinas nacionales de registro, pasaporte y ciudadanía debido a la crisis del cólera. El ministro del Interior, Stephen Kampyongo, comunicó que la suspensión entró en vigencia debido a los crecientes casos de cólera en Lusaka, hizo hincapié en que la suspensión es temporal y está de acuerdo con las directrices proporcionadas por el Ministerio de Salud para prevenir la propagación del cólera, además de enfatizar que las reuniones públicas de más de 5 personas han sido prohibidas.

Tras la invocación de las disposiciones de la Ley de Salud Pública por el Ministro de Salud, un Instrumento Estatutario del Reglamento de Salud Pública 79 de 2017, ha sido emitido para garantizar que se evite la propagación del cólera y la pérdida de vidas.

Protestas violentas por la regulación impuesta

Algunos residentes de los barrios más pobres de Lusaka, la capital de Zambia, han salido a la calle a protestar por las regulaciones impuesta por el gobierno. La epidemia se está extendiendo a un ritmo alarmante y ha obligado al gobierno a prohibir la venta ambulante para contener la situación. Un portal de medios local, Mwebantu, compartió fotos de camiones incendiados en medio de la calle en algunas zonas de la capital. Los medios han informado que la policía se vio obligada a usar gases lacrimógenos para sofocar los disturbios.

Fuente: Xinhuanet Lusaka Times Africa news

[Traducción y Edición, Muriel Balda Aspiazu]

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- La epidemia de cólera en Yemen, la de peste en Madagascar y las perspectivas del hambre para el siglo XXI, por José Antonio Barra

- Brotes de cólera en Etiopía debido a la sequía

- Los médicos confirman que el mortal "brote de diarrea" en Port Sudán es cólera

🚩 Publicado originalmente en http://ift.tt/1lYNWXD: Enlace al post

Día Mundial de la Lepra

Aproximadamente cada año se diagnostican 18 000 casos de lepra en niños/as, una media de 50 casos al día a nivel mundial.*
El Día Mundial de la Lepra se conmemora el último domingo de enero para generar conciencia sobre las necesidades de las personas más pobres y marginadas del mundo: las afectadas por la lepra. Mucha gente piensa que la lepra es una enfermedad antigua que fue erradicada hace muchos años. Pero cada año, cientos de miles de niños/as, mujeres y hombres descubren que tienen lepra.
Aproximadamente cada año se diagnostican 18 000 casos de lepra en niños/as, una media de 50 casos al día a nivel mundial. El 24% de estos niños/as padecerá algún tipo de secuela que mermará su movilidad.
La lepra es una de las ETD que ha sido identificada para su eliminación como problema de salud pública para 2020. Sin embargo, la realidad es que es una enfermedad que continúa teniendo una gran incidencia en algunos países, siendo la India el mayor foco a nivel mundial. África, es otro de sus focos principales siendo endémica especialmente en Etiopía, República Democrática del Congo, Nigeria, Tanzania, Sudán del Sur, Madagascar, Angola, y Costa de Marfil. En su compromiso geográfico preferencial con los países africanos, Anesvad concentra sus esfuerzos en la eliminación de la lepra en los mismos, y en especial en los que ya interviene: Benín, Ghana, Costa de Marfil y Togo.
En este sentido, el abordaje por parte de Anesvad tiene una visión global del ciclo de la enfermedad, poniendo especial atención al diagnóstico y tratamiento precoz a nivel comunitario para minimizar el peligro de discapacidad; fortaleciendo capacidades en los sistemas locales de salud para intensificar las acciones de prevención, control y tratamiento de la lepra; trabajando en la reducción del estigma y discriminación de las personas enfermas; promoviendo investigación e innovación en diagnóstico, tratamiento y en soluciones adecuadas para las personas enfermas, especialmente para aquellas que tengan secuelas discapacitantes.
El próximo 28 de enero, Día Mundial de la Lepra, en Anesvad recordamos la lucha que iniciamos en contra de la lepra en el año de 1971, que hoy, continuamos firmes en nuestro compromiso por el Derecho a la Salud en África, contigo, lo hacemos posible.
*Fuente: leprosy.org
Para saber más: http://ift.tt/2mEIljC ?ua=1
 

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Día Mundial de la Lepra

¿Qué es la enfermedad de pian?

También conocida como frambesia trópica, la enfermedad de pian es una dolencia de los huesos, la piel y las articulaciones causada por la espiroqueta treponema pallidum pertenue. Se localiza en entornos húmedos y cálidos, principalmente en las áreas tropicales de África, América y el Sudeste Asiático.

La enfermedad de pian forma parte de las llamadas Enfermedades Tropicales Desatendidas, junto con, por ejemplo, la úlcera de Buruli y la lepra. En la actualidad es endémica en 12 países, entre ellos Indonesia o Papúa Nueva Guinea, en Asia, y numerosos países ribereños del Golfo de Guinea y África Central.

Ya en los años 50, la OMS y UNICEF se propusieron erradicar el pian. Hoy en día sigue afectando a cientos de miles de personas en todo el mundo y se da la circunstancia, además, de que la inmensa mayoría es menor de 15 años, especialmente de la franja de 6 a 10 años.

Un barco en África

Según estudios realizados, la sífilis endémica o enfermedad de bejel podrían tener su origen en el pian, que forma parte de las treponematosis (enfermedades causadas por treponemas), junto con, por ejemplo, el mal de pinto.

La enfermedad de pian afecta especialmente a comunidades aisladas, con malas condiciones higiénicas y sin servicios sanitarios básicos. La transmisión ocurre por el contacto de la piel con los fluidos de una persona infectada. Asimismo, se ve favorecida por picaduras de insectos o heridas preexistentes en la piel.

A diferencia de lo que ocurre con la sífilis, el pian no daña el sistema cardiovascular y el nervioso, ni afecta al feto en el caso de las embarazadas. En cualquier caso, aunque no es mortal, puede causar desfiguración y discapacidad permanente. Se combate con una inyección intramuscular de penicilina.

 

 

 

Unos 53.000 niños paquistaníes mueren al año por la contaminación del agua


La contaminación del agua causa cada año la muerte por diarrea de al menos 53.000 niños paquistaníes menores de cinco años, alerta Unicef. La mala calidad de este recurso es responsable de entre el 30% y 40% de muertes y enfermedades registradas en el país, según datos de Naciones Unidas y de las autoridades locales. Fiebre tifoidea, cólera, disentería y hepatitis son las patologías más frecuentes.

Un 44% de la población no tiene acceso a agua potable segura, según estimaciones divulgadas el año pasado por el Consejo de Investigación paquistaní sobre fuentes de agua (un órgano público) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología paquistaníes. En las zonas rurales, este porcentaje sube hasta el 90%. El informe redactado por estas instituciones eleva a 200.000 el número de niños y niñas que cada año mueren por diarrea.

“El agua contaminada con elementos microbiológicos, en su mayoría de origen fecal, puede causar diarrea y disentería entre los niños. Y si esto ocurre con frecuencia, puede afectar a su desarrollo físico e intelectual”, sostiene Christian Munduate, representante de Unicef en Pakistán. El experto asegura que en algunas zonas del país se ha registrado presencia de arsénico en agua subterránea. “Si un niño consume agua contaminada con una elevada cantidad de este elemento durante un periodo largo, pueden generarse lesiones en la piel y sus órganos pueden verse perjudicados”, añade.

Apenas el 40% de los paquistaníes tiene acceso a agua con una calidad que responda a los estándares mínimos internacionales, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Organización Mundial de la Salud, respaldados por el Consejo de Investigación paquistaní sobre fuentes de agua. La combinación con pésimas condiciones higiénicas y el escaso acceso a saneamiento pasa factura a los más pequeños, cobrando 110 vidas al día.

En zonas rurales, hasta el 90% de la población no tiene acceso a agua potable segura

Una de las principales causas de la contaminación del agua es la defecación al aire libre, una práctica que afecta a 25 millones de personas Pakistán. Aunque el país ha marcado numerosos progresos en este ámbito, más de un tercio de los paquistaníes aún no dispone de un adecuado acceso a servicios de saneamiento. Esta situación perjudica de manera especial a las niñas y adolescentes, que abandonan los estudios y no pueden satisfacer sus necesidades higiénicas durante la menstruación. “Los indicadores de salud han mejorado de manera notable en las comunidades que han acabado con la práctica de la defecación al aire libre, con una drástica reducción de los casos de diarrea”, indica Munduate. “Mejorar el acceso a saneamiento e implementar letrinas en las casas ha contribuido a reducir la contaminación de agua para el consumo humano con residuos”. El representante de Unicef alaba también los avances realizados por el Gobierno, que ha “tomado conciencia de los riesgos de la contaminación de los ríos son productos químicos como el arsénico y ha puesto en marcha campañas de sensibilización”.

La falta de infraestructura es especialmente grave en zonas urbanas densamente pobladas, pese a que el presupuesto público destinado a agua y saneamiento pasara de 350 millones a 613 millones de dólares entre 2012 y 2016. Las plantas de tratamiento de aguas usadas brillan por su ausencia.

Unas intervenciones adecuadas en saneamiento e higiene, según Christian Munduate de Unicef, pueden reducir el riesgo de contraer diarrea en la infancia del 36% y del 48%, respectivamente. El experto de Naciones Unidas enumera otras posibles soluciones, como mejorar el acceso a agua potable en las escuelas, aumentar el presupuesto destinado a la lucha contra la defecación al aire libre, incrementar las acciones de sensibilización y revisar los programas de reducción del arsénico.

Un problema también económico

La escasez y la mala calidad del agua, además de afectar a la salud de los paquistaníes, también tienen un impacto en la economía. Las enfermedades relacionadas con este bien causan cada año unas pérdidas de entre 25.000 millones y 28.000 millones de rupias (188 millones y 210 millones de euros), lo que corresponde a entre el 0,6 y 1,44% del producto interior bruto, según cálculos del Ministerio de Ciencia y Tecnología. La institución estima que las enfermedades vinculadas con agua, saneamiento e higiene en su conjunto tienen un coste para la economía paquistaní de 112.000 millones de rupias (843 millones de euros por año), es decir, 300 millones (2,2 millones de euros) al día en términos de salud y pérdida de ingresos.

Sartaj con su hija de 15 días Kinza, ingresada por diarrea en un hospital de Islamabad (Pakistán), el pasado mes de diciembre.
Sartaj con su hija de 15 días Kinza, ingresada por diarrea en un hospital de Islamabad (Pakistán), el pasado mes de diciembre. FAROOQ NAEEM AFP

El agua que circula por la capital está cubierta de inmundicia y lo mismo pasa en otras grandes ciudades del país. En Lahore, con 11 millones de habitantes, el río Ravi, que abastece en agua a la ciudad y se usa también para irrigar los cultivos, sirve de desaguadero a cientos de fábricas. Varios estudios han mostrado la presencia de metales pesados en las espinas del pescado, señala Sohail Ali Naqvi, responsable del programa agua de la ONG WWF en una entrevista con AFP. En Karachi, con 15 millones de habitantes, hay quien aprovecha las frecuentes interrupciones del suministro vendiendo el agua a precio de oro.

La justicia obligó a mediados de diciembre a la provincia de Sindh, de la que Karachi es capital, a presentar en enero un plan que permita a "todos los habitantes" beber agua potable, al término de un juicio por corrupción e incompetencia. Ante la indignación general, Sindh y Pendjab, provincias que reúnen más de la mitad de la población del país, ya anunciaron medidas para mejorar la calidad del agua.

Un bien cada vez más escaso

El agua no está solamente contaminada, también es cada vez más escasa. Una tendencia opuesta al rápido incremento de la población, que se ha quintuplicado desde 1960 hasta alcanzar 207 millones de habitantes. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estima que en 2025 el país se encontrará en situación de "penuria absoluta", con menos de 500 metros cúbicos disponibles por persona. Tres veces menos que en la Somalia actual.

Pakistán, que ve derretirse sus imponentes glaciares himalayos y registra monzones abundantes e inundaciones, solo tiene tres grandes reservas, constata Bashir Ahmad, del Centro Nacional de Investigación sobre la Agricultura. Por lo tanto, no se puede conservar gran parte del excedente para utilizarlo durante la estación seca, señala Ahmad, denunciando la "falta de visión política". "La crisis es inminente. En las ciudades, el nivel del agua baja cada día", advierte Muhamad Ashraf, presidente del Consejo de Investigación paquistaní sobre fuentes de agua.

Ante la falta de lluvia regular, se bombea el agua de napas freáticas cada vez más profundas, donde el contenido en arsénico es naturalmente mayor, explica. Sin embargo, por falta de información, o de conciencia ecológica, el derroche sigue siendo la norma. En Islamabad, el asfalto se riega para quitar el polvo, los coches se lavan diariamente, los céspedes se irrigan generosamente. Ashraf fustiga la "falta de educación" en esta situación "alarmante".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

🚩 Publicado originalmente en Planeta Futuro | EL PAÍS: Enlace al post