El error de la automedicación contra la hepatitis C en Camboya

Por Theresa Chan, Médicos Sin Fronteras, desde Camboya

Desesperada por una cura, en Camboya la gente gasta cantidades que no pueden permitirse en tratamientos contra la hepatitis C que no son efectivos. Theresa Chan, de Médicos Sin Fronteras, cuenta las historias de automedicación que encuentra en la clínica de Phnom Penh cada día.

Trabajamos a toda máquina en la clínica de hepatitis C de Phnom Penh. Desde que llegué aquí hace dos meses, he visto a 350 pacientes en distintas fases del tratamiento. Gasté una caja de recargas de bolígrafos en una semana en Camboya, mientras que en Estados Unidos un boli me duraba dos o tres semanas.

Toueng Sreymon, técnico de Farmacia de MSF, distribuye medicamentos contra la hepatitis C en el hospital de MSF en Phnom Penh, Camboya. © Todd Brown

Dado que nos estamos preparando para inscribir a 1.000 personas en el programa de antivirales de acción directa (DAA, por sus siglas en inglés), el tipo de visita médica que más recibo son revisiones generales. En estas consultas, obtengo un rápido historial médico, prestando especial atención a cualquier tratamiento previo de hepatitis C. Es importante, porque la gente que ha sido tratada anteriormente con DAA pero no ha finalizado el tratamiento o que ha sufrido más de una vez la enfermedad pese a haber recibido los medicamentos, necesita una evaluación especial y es posible que requiera un tratamiento más largo o complejo.

Cuando pregunto a nuestros pacientes si han sido tratados contra la hepatitis C con anterioridad, suelo obtener varias respuestas. Gran parte de ellos no puede permitirse económicamente los DAA, así que la respuesta mayoritaria es no. A veces dicen que sí, y tengo que ponerme el sombrero de detective y preguntar el nombre del medicamento (normalmente no lo saben), cuántas veces al día lo tomaba y de cuántas pastillas diarias constaba el tratamiento. Pregunto todo esto porque los DAA suelen tomarse una o dos veces al día, así que si un paciente me dice que tomaba 13 pastillas tres veces al día, sabré que se trataba probablemente de suplementos vitamínicos.

Algunos pacientes me cuentan que tomaron suplementos vitamínicos porque les dijeron que frenarían el avance de la hepatitis C. Esto me molesta, porque no hay pruebas de que nada influya en el avance natural de la hepatitis C más allá de los factores individuales, que no están bien definidos, la presencia o ausencia de infección por hepatitis B o VIH y el consumo de alcohol o drogas. Me preocupa que los pacientes con hepatitis C sean fácilmente objetivos de marketing manipulador de vitaminas y otras intervenciones cuyo beneficio no está probado. No creo que las vitaminas sean malas, pero los pacientes me dicen que pagan entre 20 y 50 dólares mensuales, y eso es mucho dinero en este país: los trabajadores no capacitados, como costureros o empleados de la construcción, ganan solo 5 o 6 dólares diarios.

Furgoneta de complementos vitamínicos frente a la clínica de MSF en Phnom Penh, Camboya © Theresa Chan

La gente puede ser incitada a hacer gastos más caros que no ayudarán a que se recuperen de la hepatitis C. Un hombre gastó cientos de dólares durante tres meses en un tratamiento de DAA de sofosbuvir y ribavirin, dos medicinas que usamos en nuestros tratamientos, pero lo hacemos conjuntamente otros medicamentos como daclatasvir o ledipasvir. El principio general para tratar la hepatitis C es que se deben usar combinaciones de fármacos que funcionan a través de diferentes mecanismos. De otro modo, se corre el riesgo de generar resistencia y es posible que el tratamiento no sirva.

Eso mismo le ocurrió a este paciente: tomó estas medicinas durante tres meses, pero las compró por su cuenta y los consumió sin supervisión médica. No podía saber que la combinación de esos medicamentos nunca eliminaría la hepatitis C. Ahora se ha sumado a nuestro programa, varios cientos de dólares más pobre y aún con el virus detectable en su sistema circulatorio.

“Quería curarme”, me dijo cuando le pregunté por qué había elegido ese tratamiento.

No le culpo por querer curarse. Yo también quiero que se cure. Quiero que esos cientos de pacientes que atendemos a diario se curen. Lo que no quiero es que esas personas gasten el dinero que no tienen en tratamientos que no son efectivos. Por desgracia, es común oír historias como esta en nuestra clínica cuando la gente habla de épocas en las que MSF aún no había llegado a Phnom Penh.

🚩 Publicado originalmente en El Blog Solidario: Enlace al post

Sangre centrifugada para curar las heridas

“Es un método muy sencillo y económico, solo se necesita un centrifugador, una máquina que no cuesta mucho y que cualquier laboratorio, por pequeño que sea, la tiene”, comenta como equipamiento para curar úlceras Núria Pagespetit, que junto a su marido Jordi Homs, es fundadora de la ONG Infermeria Solidària per l’Africa (Insolàfrica). Basta con extraer un poco de sangre al paciente, centrifugarla y el resultado dividirla en tres. A continuación se toma la parte más cercana al plasma y se deja solidificar. Quedará como un gel que se extiende sobre la úlcera que a continuación se venda para protegerla. La operación se repite a los siete días y, así, en pocas semanas se cura lo que antes se tardaba meses e incluso años.


Las úlceras tropicales son lesiones necróticas dolorosas provocadas por infecciones bacterianas, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS). Son frecuentes en las regiones tropicales y subtropicales húmedas. Afectan preferentemente a los niños y jóvenes, y suelen localizarse en las piernas y los pies. En muchas ocasiones, se extienden y forman profundas lesiones que destruyen los músculos, los tendones e incluso el hueso. De ahí la importancia de una rápida intervención para curarlas. Ahora, la introducción de este método revolucionario en Camerún, que se empieza a aplicar de forma experimental, puede ser una rápida solución a este problema. La técnica la aprendió Pagespetit del Hospital de la Santa Creu de Vic (Barcelona) donde ha sido desarrollada.

El centro de salud que Insolàfrica ha abierto a principios de noviembre conjuntamente con Fundación Recover. Hospitales para África intenta, además de aplicar esta técnica pionera, implantar un sistema nuevo de atención al paciente donde este, a diferencia de lo que sucede en la mayoría de los dispensarios de Camerún, sea el centro. Pero llegar hasta aquí no ha sido fácil. Esta inauguración ha sido la culminación de un proceso que comenzó, oficialmente, el 26 de septiembre de 2013, aunque sus orígenes están en el primer viaje que realizó Pagespetit a Kribi donde trabajó como enfermera voluntaria en un hospital.

Vusta parcial de la escuela de enfermería de Insolàfrica en Kribi.
Vusta parcial de la escuela de enfermería de Insolàfrica en Kribi. Ch.C.

Era 2009 y dos cosas le sorprendieron durante aquel viaje: la falta de preparación de parte del personal sanitario, sobre todo el de las auxiliares clínicas, y la prepotencia con la que doctores y enfermeras trataban a los pacientes. “A mí me costó un año que las enfermeras se lavasen las manos antes y después de tratar a un paciente y al médico lo dejé por imposible. O las enfermeras llevan las uñas largas y solo trabajan con una mano, para no estropearse las uñas, incluso en los partos. O la falta de una cortina para dar intimidad al paciente. Aquí no se respeta eso. Esas cosas básicas que dan al cliente una atención especial, porque lo demás lo aprenden en la escuela: a poner una sonda, a curar… eso sí lo saben”.

Por eso, el primer proyecto de Insolàfrica en Kribi fue crear una escuela de enfermería y auxiliares de clínica. El recinto donde se encuentra está bien cuidado y muy limpio. Se compone de un edificio central y varias aulas construidas a partir de contenedores. Además, la nueva biblioteca está a punto de ser inaugurada, dotada de ordenadores y conexión a Internet para facilitar el trabajo a los alumnos. Hasta el momento, en la escuela se han graduado cuatro promociones de auxiliares y la primera de enfermería (en julio de 2017). Los primeros estudian un año y los segundos tres. En la actualidad hay 120 alumnos en formación como enfermero porque este curso se han suspendido las clases de auxiliar para reorganizarlas y posiblemente introducir otras formaciones nuevas como la de técnico de laboratorio.

Marie Ngo Nong contenta de trabajar como auxiliar de clínica.
Marie Ngo Nong contenta de trabajar como auxiliar de clínica. Ch.C.

La gran mayoría de los graduados del centro encuentra trabajo rápidamente a pesar de la escasez de empleo para jóvenes que existe en Camerún. Una de las causas de esto es la ética humana que se les transmite y que pone al enfermo y su dignidad por encima de todo. Además, el nivel de conocimiento que adquieren empieza a ser muy apreciado en muchos dispensarios y hospitales del país. Es el caso de Marie Ngo Nong alumna de la primera promoción de auxiliares de la escuela. Hizo las prácticas en la clínica privada del doctor Samuel Mba Mombe, en Kribi, y tras finalizar sus estudios fue contratada. Dice estar contenta de su trabajo. La enfermera Thérèse Sandrine Ngohand elogia su buen hacer con los pacientes. Tan contentos están en la clínica con ella y con las otras compañeras que hacen prácticas allí, que han pedido a la escuela currículos tanto de enfermeras como de auxiliares para el nuevo hospital que Mba construye en la ciudad.

Menos suerte ha tenido Julienne Nguiben, auxiliar de la tercera promoción que trabaja en el Hospital público de Kribi. Tras realizar sus prácticas allí, le ofrecieron trabajo. Lleva 10 meses contratada, pero no cobra. La excusa que le da el director del hospital es que todavía está aprendiendo. Por eso, cuando encuentra a Pagespetit le comenta su situación y le pide ayuda para encontrar empleo en otro centro.

Esta es una de las razones por las que la escuela ha creado una bolsa de trabajo con la intención de ayudar a sus alumnos a encontrar empleo. Los primeros beneficiados ya han tenido la oportunidad de hacer entrevistas en diversos centros de salud, entre ellos el que Insolàfrica acaba de abrir.

Se ha conseguido que la escuela esté totalmente en manos camerunesas

Una vez que han conseguido que la escuela esté totalmente en manos camerunesas y sea autosuficiente, Pagespetit y Homs se han atrevido a dar un nuevo paso: abrir un dispensario donde poner en práctica y mostrar la filosofía que les mueve. Para esta nueva aventura necesitaban mucha ayuda y la encontraron en Fundación Recover. Juntas, las dos organizaciones acaban de inaugurar el dispensario en el que cuentan con la colaboración de Joana Lizcano Mediavilla, una madrileña que se ocupa de la administración, y de su marido, el doctor Jean-Jacques Elobika que es el médico del centro.

El doctor Jean-Jacques Elobika, Joana Lizcano, administradora, Núria Pagespetit, Chus de la Fuente, directora de Fundación Recover, y Jordi Homs, de Insolàfrica listos para la apertura del nuevo dispensario.
El doctor Jean-Jacques Elobika, Joana Lizcano, administradora, Núria Pagespetit, Chus de la Fuente, directora de Fundación Recover, y Jordi Homs, de Insolàfrica listos para la apertura del nuevo dispensario. Ch.C.

“Es continuación del proyecto de la escuela. Primero formas y luego das los resultados de lo que has formado”, explica Pagespetit. “En la escuela hacemos mucho énfasis en la humanidad, el respeto, la comunicación con el paciente. Queremos demostrar que no es necesario mucho aparato para cuidar de una persona, hace falta limpieza, sencillez, buen trato y ser capaz. Lo que se hace en Europa se puede hacer aquí. Ahora en el nuevo centro podremos demostrar que con poco se puede ofrecer un servicio de calidad. También haremos promoción de la salud, enseñar cosas básicas como lavarse las manos o la fruta antes de comerla para prevenir muchas enfermedades”.

Recover garantiza la continuidad del proyecto y la asistencia técnica

La presencia de Recover en este proyecto garantiza la continuidad del mismo en el tiempo, más allá de la presencia física de Pagespetit y Homs, además de la asistencia técnica. Una iniciativa en la que se está poniendo mucha ilusión y no se escatiman medios para ofrecer el mejor servicio a los pacientes; entre ellos la informatización de todo el dispensario, lo que facilita la privacidad de los enfermos además de reducir tiempos de espera y la gestión del centro evitando la posible corrupción dentro de él. Este es un proyecto pionero impulsado por Recover. Si funciona bien, podrá ser replicado en otros dispensarios y hospitales del país.

Ejemplo de esta determinación a ofrecer servicios de la mayor calidad a sus pacientes es la introducción del método pionero para curar las úlceras tropicales que también aprenderán los alumnos de la escuela para poder aplicarlo en los centros donde trabajen en el futuro.

Fundación Recover e Insolàfrica se alían para ofrecer servicios de calidad a los pacientes del nuevo dispensario.
Fundación Recover e Insolàfrica se alían para ofrecer servicios de calidad a los pacientes del nuevo dispensario. Ch.C.


Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook

🚩 Publicado originalmente en Noticias sobre África no es un país: Enlace al post

La lucha contra la malaria se estanca por falta de dinero


La lucha contra la malaria fue uno de los grandes éxitos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: entre 2000 y 2015 las muertes cayeron un 60%. Pero desde entonces ese progreso se ha estancado. El informe mundial de la enfermedad, que acaba de publicar la Organización Mundial de la Salud (OMS), alerta de que “no estamos en el camino” de alcanzar las metas que se habían establecido para 2020, que incluían reducir la incidencia y la mortalidad en un 40%.

En el reporte de 2017 —que hace balance con estimaciones sobre el año anterior—, la OMS muestra que el número de casos subió en todo el mundo en cuatro millones, hasta los 216, y que la mortalidad por paludismo fue prácticamente idéntica a la de 2015: 441.000 muertes por su culpa (el 91% en África). En términos relativos, entre 2010 y 2016, la tasa de incidencia del paludismo disminuyó de 76 a 63 casos por cada 1.000 habitantes en riesgo. Sin embargo, en los dos últimos años las tendencias en la incidencia de casos incrementaron sustancialmente en las Américas, y marginalmente en las regiones de Asia Suroriental, Pacífico Occidental y África.

“No hay una única razón para este estancamiento”, explica desde Ginebra Pedro Alonso, director del programa de malaria de la OMS. “Pero una muy importante es la bajada de inversión per cápita en la enfermedad en países donde tiene una alta tasa de prevalencia”, continúa.


La financiación para la respuesta mundial contra la malaria prácticamente es la misma desde 2010; el año pasado alcanzó los 2.700 millones de dólares (algo menos de 2.300 millones de euros), menos de la mitad del objetivo establecido para 2020. Para conseguir las metas de reducción de la enfermedad, la financiación anual tendría que aumentar a 6.500 millones de dólares anuales, según la OMS. “Sin continuamos con estos recursos y estas herramientas no vamos a progresar”, asegura Alonso, que hace un llamamiento a la “comunidad de la malaria” para continuar aportando y volver a la senda por la que se había transitado durante los últimos lustros.

Los resultados de este informe indican una clara necesidad de una mayor inversión en el control de la enfermedad, particularmente de los propios países endémicos. “Las brechas en la cobertura de las herramientas existentes que previenen, diagnostican y tratan la malaria deben cerrarse urgentemente. Igualmente importante es la necesidad de una inversión sólida en la investigación y el desarrollo de nuevas herramientas”, asegura el documento de la OMS. Además, advierte de que todas las estimaciones que presenta podrían ser "conservadoras". El año que viene se revisará el método, ya que los sistemas de vigilancia en África muestran que las cifras podrían ser aun más preocupantes.


Pero no todo son malas noticias. También hay progresos: en 2016, 44 países reportaron menos de 10.000 casos, por los 37 de 2010. Y, por segundo año consecutivo, Europa continúa siendo una región libre de malaria. Además, algunos países están acelerando la eliminación y un grupo de estados africanos ha logrado “impresionantes mejoras” en la supervivencia a la enfermedad. Madagascar, Zimbabwe, Etiopía y Gambia, por ejemplo, han experimentado una significativa reducción en la incidencia.

Otra buena noticia es que una de las grandes preocupaciones en la lucha contra la enfermedad, la resistencia de los mosquitos a los insecticidas y la del parásito que la causa a los antibióticos, no parece estar siendo un obstáculo para su eliminación. En la zona donde estas últimas resistencias son más fuertes y preocupantes, en la región del Mekong (en el sudeste asiático), los avances contra el paludismo han continuado por buen camino. Sin embargo, no deja de ser algo que mantiene alerta a la OMS, que monitorea constantemente en los países endémicos la eficacia de la artemisina, el principal fármaco para tratar el paludismo.

En los próximos años, además, se incorpora una nueva herramienta contra la malaria: la vacuna, que comenzará a probar en tres países africanos (Ghana, Kenia y Malaui) en 2018. Aunque en los ensayos clínicos tuvo una eficacia modesta (de un 36% para los niños de 5 a 17 meses), puede suponer una ayuda para continuar rebajando las cifras. Para esto, sin embargo, habrá que esperar. Primero será necesario comprobar su eficacia a gran escala y, en su caso, recomendar su uso generalizado en países endémicos.

Mientras, urge hacer llegar a los países endémicos todas las herramientas que ya se han mostrado efectivas contra la enfermedad: diagnóstico, mosquiteras con insecticidas y los medicamentos que la tratan. En el África subsahariana, la zona del mundo que concentra la gran mayoría de casos y muertes, las viviendas con al menos una mosquitera aumentó del 50% en 2010 al 80% en 2016, pero menos de la mitad de los hogares tiene una proporción suficiente de ellas. Y para seguir avanzando con esta herramienta y el resto de las que hay disponibles hace falta más dinero.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

🚩 Publicado originalmente en Planeta Futuro | EL PAÍS: Enlace al post

#GIVINGTUESDAY

Volver

2017-11-27

Categoría: Anesvad

#GIVINGTUESDAY

Ana Löwenberg

Ana Löwenberg

La inigualable sensación de dar

El 28 de noviembre de 2017 se celebra en todo el mundo el GIVINGTUESDAY, UN DÍA PARA DAR, movimiento global que quiere incentivar y multiplicar las buenas acciones y la solidaridad en todo el mundo. En el GIVING TUESDAY celebramos la acción de DAR, alimentos, juguetes, sangre, dinero, libros, tiempo…

Este movimiento nació en 2012 de la mano de la ONG, 92Y Street en EEUU y de la Fundación de Naciones Unidas, con el fin de contrarrestar la ola de consumismo del Black Friday y del Cyber Monday, y así surge la idea de dar y promover la solidaridad, justo el martes siguiente.

#GivingTuesday es el instrumento para difundir el movimiento en redes sociales y así movilizar a ciudadanos, familias, instituciones, empresas y organismos públicos con el fin de expandir la solidaridad y que llegue a todos los ámbitos de la sociedad.

En Anesvad nos sumamos al movimiento GIVINGTUESDAY desde 2015, año en que llega a España, y desde entonces apoyamos con toda nuestra ilusión y fuerza este movimiento que va creciendo día a día, ¿quieres sumarte tú también y acompañarnos?

Para que con tu ayuda podamos eliminar la lepra de África en 2020, dona y comparte la inigualable sensación de dar en el #GivingTuesday.

 

También te puede interesar sobre este tema:

  • Fair Saturday

    2017-11-10

    Categoría: Anesvad

    Anesvad participa en el Fair Saturday, como ya hemos hecho en las dos ediciones anteriores, la fundación se suma a esta iniciativa de origen bilbaíno con aspiraciones internacionales, que pretende cambiar el mundo a través del arte y la cultura.

  • X Congreso Nacional de la SEMTSI

    2017-09-29

    Categoría: Anesvad

    La Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional junto con la Red de Investigación Colaborativa en Enfermedades Tropicales y la colaboración entre otros de Anesvad organizan en Bilbao, el 23 al 25 de octubre, el X Congreso Nacional que con el lema “El camino hacia la eliminación de las ETD en el horizonte 2020”.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: #GIVINGTUESDAY

#GIVINGTUESDAY

El 28 de noviembre de 2017 se celebra en todo el mundo el GIVINGTUESDAY, UN DÍA PARA DAR, movimiento global que quiere incentivar y multiplicar las buenas acciones y la solidaridad en todo el mundo. En el GIVING TUESDAY celebramos la acción de DAR, alimentos, juguetes, sangre, dinero, libros, tiempo…
Este movimiento nació en 2012 de la mano de la ONG, 92Y Street en EEUU y de la Fundación de Naciones Unidas, con el fin de contrarrestar la ola de consumismo del Black Friday y del Cyber Monday, y así surge la idea de dar y promover la solidaridad, justo el martes siguiente.
#GivingTuesday es el instrumento para difundir el movimiento en redes sociales y así movilizar a ciudadanos, familias, instituciones, empresas y organismos públicos con el fin de expandir la solidaridad y que llegue a todos los ámbitos de la sociedad.
En Anesvad nos sumamos al movimiento GIVINGTUESDAY desde 2015, año en que llega a España, y desde entonces apoyamos con toda nuestra ilusión y fuerza este movimiento que va creciendo día a día, ¿quieres sumarte tú también y acompañarnos?

Colabora con Anesvad

Para que con tu ayuda podamos eliminar la lepra de África en 2020, dona y comparte la inigualable sensación de dar en el #GivingTuesday.
 

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: #GIVINGTUESDAY

Campaña para reducir la mortalidad materna en África lanzada en la capital de Cabo Verde , Praia

El Ministerio de Salud y Seguridad Social de Cabo Verde lanza hoy 21 de noviembre en la Ciudad de Praia la campaña Refuerzo de la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil en África (CARMMA), en asociación con la Unión Africana.

Según el Gobierno, citado por Inforpress, la idea es señalar la "Semana 20" en los Estados insulares del continente africano, en el marco de la campaña que es una iniciativa de la Comisión de la Unión Africana y que pretende promover la aplicación renovada y reforzada del Plan de Acción de Maputo para reducir la mortalidad materna en África.


El ministro de Salud y Seguridad Social, Arlindo do Rosário, presidirá el evento que tendrá lugar en la sala Beijing de la Presidencia de la República, en presencia de la primera dama, Lígia Fonseca, que es madrina de la campaña , y de la comisaria de la Unión Africana para Asuntos Sociales, Amira El Fadil.

La campaña Refuerzo de la Reducción de la Mortalidad Materno-Infantil en África fue lanzada en mayo de 2009 bajo el tema "África está preocupada: ninguna mujer debe morir al dar a luz ".

De acuerdo con los datos del informe de 2016 que compila las estadísticas de salud de 194 países, hecho por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Cabo Verde encabeza la lista de países africanos con menos muertes relacionadas con el embarazo.

Según la organización, el archipiélago tiene la menor mortalidad materna entre 47 países africanos, habiendo registrado en 2015 42 muertes por 100 mil nacimientos (53 muertes en 2013), entre los países lusófonos, es el segundo mejor en esta materia, , declaró a la AFP.

Cabo Verde está por delante de Brasil (44 muertos), Santo Tomé y Príncipe (156), Angola (477 muertes), Mozambique (489) y Guinea-Bissau (549 muertos).

El promedio global de muertes por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto es de 216 por 100 mil nacimientos, lo que se traduce en 830 muertes diarias de mujeres debido a estas causas, dos tercios de las cuales ocurren en África.

El informe de la OMS mostró también que Cabo Verde logró mejoras en la reducción de la mortalidad infantil en menores de cinco años, que pasó de 26 muertes por mil nacimientos en 2013 a 24,5 muertes por mil en 2015.

Sin embargo, datos divulgados en abril de 2016 por el Ministerio de Salud, revelaron que la tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años registrada en 2015 fue de 17,5 por mil nacidos vivos, una reducción de 53 muertes en comparación a 2014.

En la mortalidad neonatal, los datos de la OMS revelaron una ligera subida de muertes al nacer, pasando de 11,4 por mil en 2013 a 12,2 muertes por mil nacimientos en 2015.

Fuente. Expresso das Ilhas

[Fundación Sur]

Artículos relacionados :

- Altos índices de mortalidad materna en África

- Casas de maternidad en Namibia para proteger a los recién nacidos y a sus madres

- Sudáfrica contra la mortalidad materna

- Nacer en África , por Antonio Molina

🚩 Publicado originalmente en http://ift.tt/1lYNWXD: Enlace al post

Tirar de la cadena puede salvar cientos de vidas cada día


Buscar algo de privacidad entre cañas de azúcar, árboles y paredes frías. Se encuentra el sitio, se hace y se limpia con agua, a menudo contaminada. Nada de papel. 524 millones de personas siguen esta rutina diaria a la hora de defecar en India, el país más poblado del sur de Asia, según datos de las Naciones Unidas. Uno de cada dos indios no puede ir al baño, porque no tiene.

El 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Retrete, un motivo para concienciar a la población de los problemas sanitarios a los que se enfrentan millones de personas sin recursos. La defecación al aire libre provoca graves enfermedades, especialmente en el sector más vulnerable de la población: los niños. Cada año la diarrea mata a 120.000 menores de cinco años y causa malnutrición, atrofia e infecciones peligrosas a muchos más. Pero no solo afecta de manera pronunciada a los más pequeños: las mujeres también son vulnerables. Ellas tienen miedo a encontrarse con animales y a ser cazadas por varones sin hombría que les acosen sexualmente.

Pero ¿cómo luchar ante una práctica tan extendida en India? A la falta de recursos se une la falta de conocimiento de los riesgos que entraña para la salud. Por eso hay un doble reto: conseguir retretes y concienciar a la población de sus beneficios para acabar con la defecación al aire libre. Si se instalan, pero no se informa de las ventajas de utilizarlos, la gente seguirá haciéndolo en la calle.

Lo primero requiere mucho dinero y espacio físico, algo difícil de conseguir. Una solución viable es la instalación de baños comunitarios, pero el mayor problema viene cuando se dispone de un retrete y no se utiliza. Debido a la acumulación de suciedad, el mal olor e incluso la falta de una puerta en el habitáculo, muchas personas evitan los baños comunitarios. Sin embargo, varias investigaciones han demostrado que el uso aumenta con unos retretes limpios y con buen mantenimiento.

El mayor problema viene cuando se dispone de un retrete y no se utiliza

Ahora, un estudio impulsado por el Institute for Fiscal Studies, de Reino Unido, y en el que participa el investigador del Navarra Center for International Development, Alex Armand, investiga la relación entre la voluntad de pagar por usar un retrete comunitario y la información sanitaria y la calidad de la oferta. El estudio se localiza en India y se implementará en 2018 y los resultados saldrán al año siguiente. Con él, se pretende contribuir al fin de las defecaciones al aire libre y a conocer con mayor profundidad la predisposición de los locales a pagar por baños comunitarios.

Informar a la población de los beneficios de utilizar un retrete es el primer paso para que millones de ciudadanos indios empiecen a usarlos y se pueda prevenir la proliferación de enfermedades. El Día Mundial del Retrete es un momento especial para recordar que en algunos lugares del mundo hay gente que muere porque no tiene un baño. Millones de personas siguen sin saber lo que es tirar de la cadena. Hay que invertir en investigación y trabajar desde el terreno para que se sepa que un simple retrete puede salvar la propia vida, la de los niños especialmente.

David Soler Crespo es investigador asistente en el Navarra Center for International Development del Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra. El centro cuenta con un equipo interdisciplinar de economistas, politólogos, sociólogos y de otras disciplinas que se esfuerzan por aliviar la pobreza extrema en los países más pobres del mundo.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

🚩 Publicado originalmente en Planeta Futuro | EL PAÍS: Enlace al post

Día Internacional del Niño

Día Internacional del Niño

Este día quiere recordar a la ciudadanía que los niños son el colectivo más vulnerable y que más sufre las crisis y los problemas del mundo. Recuerda que todos los niños tienen derecho a la salud, la educación y la protección, independientemente del lugar del mundo en el que haya nacido

🚩 Publicado originalmente en Planeta Futuro | EL PAÍS: Enlace al post

La epidemia de cólera en Yemen, la de peste en Madagascar y las perspectivas del hambre para el siglo XXI, por José Antonio Barra

El cólera es producido por una bacteria que se trasmite a través de agua o alimentos contaminados. Está asociado a la miseria, a las aglomeraciones y a los desplazamientos masivos y desorganizados de personas. Es propio de contextos donde el abastecimiento de agua potable y los saneamientos (desagües) no existen o son precarios En el mundo se producen de uno a cuatro millones de casos anuales que dan lugar a entre 20.000 y 140.000 muertes.

Una buena parte de los casos se curan solos, pero en los restantes produce diarreas violentas que pueden provocar la muerte en cuestión de horas. Los enfermos necesitan un tratamiento urgente pero sencillo consistente en la rehidratación mediante sales disueltas en agua. Los casos más graves requieren rehidratación intravenosa y antibióticos. Para controlar las epidemias de cólera son fundamentales el restablecimiento de la potabilidad del agua y las medidas higiénicas de todo tipo.


En octubre de 2016 apareció el cólera en Yemen. Tuvo una pequeña expansión hasta finales de año y luego retrocedió hasta considerarse casi desaparecido en Marzo de 2017. Pero en Abril repuntó de forma explosiva y durante todo el verano se han estado produciendo más de cuatro mil casos diarios. En estos días (principios de Noviembre) todavía se dan más de dos mil casos nuevos al día. En total, más de novecientos mil afectados. Da miedo. La tasa de mortalidad, sin embargo, es bastante baja, situándose en torno a un dos por mil, lo que sin duda se debe a la actuación de organizaciones internacionales que distribuyen sobres con sales para la rehidratación oral. Una epidemia como la de Yemen, tan profunda y tan duradera, sólo puede explicarse en un contexto dramático de miseria y desplazamientos masivos provocados por la guerra. Una guerra de la que ya ni se habla.

En estos momentos hay, además, brotes de cólera de diversa envergadura hasta en doce países africanos, siendo especialmente graves los de República Democrática del Congo, Sudán del Sur, y Noreste de Nigeria.

La Organización Mundial de la Salud dice textualmente que el cólera es“un indicador clave de la falta de desarrollo social”, y que “recientemente se ha observado un resurgimiento de esta enfermedad en paralelo con el aumento incontenible de los grupos de población vulnerables que viven en condiciones de falta de higiene”.

En Madagascar, por otro lado, hay un brote significativo de peste. La peste es endémica en este país donde todos los años produce episodios de poca importancia en lugares remotos, pero esta vez la enfermedad ha saltado a las grandes ciudades (originalidad que ya tuvo el Ébola en África Occidental) y desde finales de Agosto hasta el catorce de Noviembre ha producido algo más de dos mil casos con 171 fallecidos. La peste, muy contagiosa, se cura sin embargo con antibióticos, con los que hay que tratar a los enfermos y a sus contactos.

No, el mundo no va bien. Hace algunas semanas salió el informe anual de la FAO sobre el hambre (“El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017”) en el que se indica que “tras haber disminuído de forma constante durante más de una década, vuelve a aumentar el hambre en el mundo, que afectó a 815 millones de personas en 2016” en África, Asia, América y Caribe. Respecto a los conflictos, el mismo informe dice que en la última década su número ha aumentado alcanzando un máximo histórico nunca antes conocido, y que se han vuelto más complejos e irresolubles, además de estar cada vez más agravados por el cambio climático.

En cuanto al hambre, parece haber cierta coincidencia de opiniones en que el planeta tiene capacidad para producir la comida que vamos a ir necesitando. Tenemos un cierto margen de maniobra que -bien manejado- permitiría producir suficiente comida incluso a pesar del cambio climático. Manejar bien ese margen incluirá seguramente cambios de paradigmas, por lo que cualquier optimismo debe ser más que moderado. También dicen los expertos que, en el mejor de los casos, las zonas del planeta donde se produzca la comida y las zonas donde se necesite no van a coincidir, de modo que habrá países que tendrán necesariamente que importar alimentos, como los del Sahel y en general toda el África Subsahariana, donde el cambio climático será muy duro. No está nada claro que estos países vayan a poder importarlos, y en caso de que pudieran, tampoco sabemos si sus ciudadanos podrán comprarlos.

En esta parte del mundo el cólera y la peste nos preocupan poco. Tenemos agua potable, alcantarillados, antibióticos, … No hay por qué darle la importancia que se le dió al Ébola. Estamos tan confiados que apenas si se oye alguna noticia. Pero nuestra seguridad no es tal: el virus del Chikungunya viene provocando desde 2007 un goteo de casos en el sureste de Francia y parte de Italia: produce una enfermedad muy leve, pero nos avisa claramente de que estamos todos en el mismo barco. Y respecto al hambre, ya lo dice Rafael Amor en la canción No me llames extranjero: “el hambre no avisa nunca, vive cambiando de dueño”.

No, el siglo XXI no va nada bien. Más vale que empecemos a pensar en cómo manejar el “margen”.

Nota: Para mantenerse al día sobre las epidemias citadas son útiles los siguientes enlaces de la OMS (conviene abrir siempre la versión en inglés):

- Cólera de Yemen

- Peste de Madagascar

- Resumen de epidemias y otras emergencias en la región africana de la OMS (que incluye -ojo- sólo una parte del África Subsahariana):

🚩 Publicado originalmente en http://ift.tt/1lYNWXD: Enlace al post

1º Premio Emprender – Premios Anesvad 2017

La Fundación Doctor Clavel se centra en la Consolidación de la Unidad de Neurocirugía en el Hospital de Adama (Etiopía), proyecto con el que ha logrado el primer premio de la categoría de "Emprender".

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: 1º Premio Emprender – Premios Anesvad 2017