Anesvad celebra 50 años centrada en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas, que afectan a una de cada seis personas en el mundo

El aniversario se celebrará en el acto de entrega de la III Edición de los Premios Anesvad, el próximo 29 de octubre en el Guggenheim.
Anesvad cumple 50 años comprometida con el Derecho Humano a la Salud. Lo hace tras haber trabajado en más de medio centenar de países de América, Asia y África, en causas como la Salud Materno-Infantil, la Trata de Seres Humanos y las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), que afectan a una de cada seis personas en el mundo y en las que se centra desde 2015.
La entidad celebrará el aniversario en el acto de entrega de la III Edición de los Premios Anesvad, que tendrá lugar el próximo 29 de octubre en el Museo Guggenheim de Bilbao; un evento que contará con la presencia de autoridades políticas y diversos representantes sociales e institucionales. Además, la organización ha elaborado un vídeo en el que repasa su trayectoria y destaca su actual misión: la lucha contra las ETD en África Subsahariana. El vídeo puede verse pinchando aquí.
Tras un período de reflexión estratégica, Anesvad decidió enfocar su labor en la lucha contra cuatro ETD de manifestación cutánea como son la úlcera de Buruli, la lepra, la filariasis linfática y el pian, y en cuatro de los países más empobrecidos y olvidados de África Subsahariana: Costa de Marfil, Ghana, Benín y Togo. En estos países se concentra el 90% de las personas enfermas por ETD de todo el mundo, y viven las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad, las más empobrecidas y olvidadas del planeta con los sistemas de salud más frágiles e inequitativos.
Estas cuatro ETD, además, alimentan el círculo de la pobreza, son su causa y consecuencia, y hacen insalvable la lucha contra la desigualdad. Afectan principalmente a la población infantil y si no se tratan a tiempo provocan desfiguraciones y discapacidades, con lesiones visibles de por vida. Estas lesiones causan además un enorme estigma entre quienes las padecen ya que limitan sus capacidades de desarrollar una vida social y comunitaria digna y en igualdad de condiciones. Es por ello que Anesvad cree primordial la lucha contra estas afecciones.
Respaldo social
El motor de Anesvad es el apoyo de las cerca de 60.000 personas que hacen posible que la organización desarrolle su actividad con independencia y teniendo a las poblaciones en situación de vulnerabilidad y su salud como único objetivo. Desde sus orígenes el apoyo de la ciudadanía ha sido fundamental, y la cercanía con la sociedad una de sus señas de identidad. La vinculación de la organización con su lugar de nacimiento, Bilbao, a través del servicio de ambulancias, que se mantuvo hasta el año 1989, y del servicio de atención sociosanitaria, que dejó de funcionar el pasado año, ha constituido desde siempre una de sus fortalezas.
Una cercanía que la ha ayudado a contar con una base fiel de donantes, empresas y particulares, que confían en la organización y en su misión. En su labor colaboran también instituciones nacionales e internacionales, respetuosas todas ellas con los valores de Anesvad y comprometidas con el desarrollo del Derecho a la Salud.
Anesvad apuesta por el Buen Gobierno y la Transparencia y así lo acreditan las certificaciones obtenidas por parte de la CONGDE y de Fundación Lealtad. También desarrolla procesos de evaluación, análisis y auditoría externos, como el de sus cuentas anuales, realizadas por la consultora Ernst & Young, que evidencian y fortalecen los esfuerzos por mejorar y abrir Anesvad a la sociedad. Toda la información sobre las cuentas anuales se encuentra en este enlace de la web de Anesvad.
Colaboración con otras entidades
Para poder llevar a cabo su trabajo de cooperación, a lo largo de su historia Anesvad,—que no cuenta con unidades de trabajo sobre el terreno— ha colaborado con cerca de 500 organizaciones y con los gobiernos y las comunidades locales para abordar estas enfermedades de manera conjunta. Con un enfoque basado en los Derechos Humanos y haciendo partícipes a todos los eslabones de la cadena, ha perseguido un mayor impacto a través de una estrategia integral cuyo fin es el de mejorar el nivel de salud de toda la comunidad.
Anesvad apuesta por tratar las enfermedades no sólo desde un punto de vista sanitario—diagnóstico, prevención, tratamiento, rehabilitación—, sino también desde el compromiso con una distribución más justa y equitativa de los recursos socioeconómicos, principalmente educación, agua potable, higiene, saneamiento y alimentación. En todos sus proyectos, la ONGD incorpora las perspectivas de género, discapacidad, interculturalidad y sostenibilidad ambiental, poniendo especial atención a sus vínculos con el Derecho a la Salud.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: Anesvad celebra 50 años centrada en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas, que afectan a una de cada seis personas en el mundo

La esperanza de vida en África Subsahariana ha crecido 11 años desde 1990

A pesar de ello, sigue habiendo una enorme desigualdad en las condiciones de bienestar en esta parte del planeta.
Hace unas semanas se publicó el último informe sobre el Índice de Desarrollo Humano (IDH), a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Este indicador de referencia mundial mide cada año, desde 1990, el bienestar de las personas en 189 países del mundo en función de tres parámetros: salud, educación e ingresos. Variables que implican oportunidades reales de mejora de la vida de la población. Con esos criterios se elabora un listado que ordena los países de mayor a menor IDH. En este último informe, Noruega encabeza la lista, mientras que Níger la cierra. Junto a éste, a la cola encontramos otros 11 países, todos de África Subsahariana.
A grandes rasgos, el informe destaca que pese a las grandes desigualdades entre países, el conjunto de Estados progresa, aunque sea lentamente: de los 189 países incluidos en el listado, 59 ya se ubican en el grupo de desarrollo muy alto, y 38 pertenecen al más bajo, cuando en 2010 estas cifras eran de 46 y 49 respectivamente. Otro de los datos más positivos que arroja el documento es que en los 46 Estados que conforman la región subsahariana, la esperanza de vida ha aumentado 11 años desde 1990.
Desigualdad y problemas en África Subsahariana
Precisamente sobre esta zona del planeta el informe recuerda que conviene no perder de vista a los muchos millones las personas que están expuestas a una considerable desigualdad en lo que se refiere a sus condiciones de bienestar, algo que “sigue siendo inadmisible, ya que limita las opciones y oportunidades de los individuos y frena el progreso”.
Además, se incide en que los derechos de los habitantes de los países de África Subsahariana se ven lastrados por las innumerables injusticias históricas y presentes. A ellos hay que sumar la exposición a unos contextos de vida severos, en los que el Derecho a la Salud y el acceso a medidas sanitarias no están ni mucho menos garantizados. Ejemplo de ello son las epidemias de VIH que asolaron el continente durante décadas, o la incidencia actual de las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD), que se ceban con las personas más desfavorecidas de estas regiones.
Estas conclusiones del informe refrendan el trabajo que desarrolla Anesvad en los países del África Subsahariana en los que está presente: Benín, Ghana, Togo y Costa de Marfil. En estas zonas se concentra el 90% de la carga mundial de morbilidad asociada a las ETD y viven las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad y con los sistemas de salud más precarios.
No se trata únicamente de intervenir desde una perspectiva sanitaria, sino también desde el planteamiento de adecuación de aquellos recursos que mejoren las condiciones de vida de esas poblaciones: acceso a agua potable, medidas higiénicas, alimentación y educación.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: La esperanza de vida en África Subsahariana ha crecido 11 años desde 1990

El congoleño Denis Mukwege gana el Nobel de la Paz por su lucha contra la violencia sexista

Mukwege, ginecólogo, atiende en su hospital en la República Democrática del Congo a las mujeres que han sufrido la violencia de género.
El Premio Nobel es, tal vez, el galardón de mayor prestigio que existe en el ámbito de la física, la química, la medicina y la fisiología, la literatura , la paz y la economía. Se otorga anualmente a personas o instituciones que hayan contribuido al progreso y bienestar de la humanidad: realizando investigaciones sobresalientes, inventando técnicas o equipamiento revolucionario o mejorando de forma sensible el progreso de la sociedad.
Por eso desde Anesvad nos congratulamos de que, tal y como anunció el Comité Noruego el pasado viernes, este año el Nobel de la Paz sea para el ginecólogo congoleño Denis Mukwege y la activista yazidí Nadia Murad, por la labor de ambos en la lucha contra la violencia sexual.
Mukwege de 63 años, es un médico y activista congoleño que atiende en su hospital a las mujeres que han sido víctimas de violaciones y torturas. En 1999 fundó, gracias al apoyo de las organizaciones de ayuda internacional, el hospital de Panzi, en la ciudad de Bukavu, en la República Democrática del Congo. Como cirujano jefe de este centro, él y su equipo han intervenido a decenas de miles de mujeres violadas y víctimas de la ablación. “El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres como estrategia y arma de guerra”, anuncia el Comité Noruego.
Al conocer la decisión del jurado, Mukwege ha declarado que “acepto este premio por vosotras. Esto demuestra que vosotras (las mujeres) habéis sido reconocidas. Este premio no tendría sentido si no reconociera la lucha de la mujer”. En octubre de 2012 sufrió un atentado en el que murió uno de sus colaboradores, justo un mes después de haber dado un discurso en la ONU en el que pedía a la organización una “condena unánime” contra los grupos rebeldes “responsables de actos de violencia sexual”.
En Anesvad nos congratulamos porque con este galardón se está reconociendo la incansable lucha de dos personas que llevan años trabajando por ayudar a mujeres en situación de extrema vulnerabilidad, denunciando públicamente los abusos que sobre ellas se cometen sistemáticamente y dedicando su vida a paliar el daño que han sufrido miles de mujeres víctimas de la violencia sexual.
Pero también nos alegramos porque se reconozca la figura de un médico de un país subsahariano; porque África es tierra de grandes logros y cuna de hombres y mujeres que han aportado enormes avances al progreso de la humanidad, pero ha sido y es habitualmente ignorada por la mirada occidental. Hasta la edición de este año, el continente africano había aportado 19 ganadores y ganadoras, tan notables como los Premios Nobel de la Paz al ghanés -recientemente fallecido- Kofi Annan (2001) y a la activista keniata Wangari Maathai (2004), o el Premio Nobel de Literatura a la nigeriana Wole Soyinka (1986).
Una cifra escasa si se contrasta con los cerca de 500 premios que ha recibido Europa, o los casi 400 que tiene Norteamérica. Un triste reflejo de la desigualdad entre regiones. Pero no tanto por la ponderación de mentes brillantes que habita cada continente, sino porque simboliza la falta de recursos y de apoyo a la educación y la investigación científica de unas zonas frente a otras. Y de una perspectiva occidentalizada que, en demasiadas ocasiones, pasa por alto los enormes esfuerzos y encomiables avances provenientes de las regiones menos prósperas.
Enhorabuena a Denis Mukwege y a Nadia Murad.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: El congoleño Denis Mukwege gana el Nobel de la Paz por su lucha contra la violencia sexista

La III Edición de los Premios Anesvad reconocerá la labor de la misionera Julia Aguiar con un galardón honorífico

Sus más de 56 años dedicados a mejorar la salud de las personas desfavorecidas la han convertido en experta de referencia para personal médico de todo el mundo.
Anesvad reconocerá a la misionera Julia Aguiar con un Premio Honorífico por su trayectoria y su lucha a favor de la salud de las personas más desfavorecidas. Será en la celebración de la III Edición de los Premios Anesvad cuando la organización entregue este galardón con el que pretende reconocer los más de 56 años que Aguiar lleva dedicados a mejorar la salud de las personas en situación de mayor vulnerabilidad, entre los que destacan sus últimos 37 años en Benín.
Allí ha logrado hacer del Centro Sanitario Gbèmontin, en Zagnanado, una referencia mundial en el tratamiento y detección de Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) como la úlcera de Buruli, una enfermedad infecciosa de la piel que puede producir desfiguraciones permanentes y discapacidad y que afecta especialmente a la población infantil.
Los galardones se entregarán el próximo 29 de octubre en una gala en el Museo Guggenheim de Bilbao, en la que también se celebrará el 50 aniversario de la ONG. Los nombres del resto de premiados se conocerán ese mismo día, en una cita que este año tendrá como protagonista a Aguiar y su labor, gracias a la cual el complejo sanitario que dirige en Benín ha pasado de ser un pequeño dispensario a evolucionar y cumplir las funciones de hospital de referencia en el que se reciben a más de 10.000 pacientes cada año. Entre otros servicios, cuenta con quirófanos para cirugía ortopédica, un centro de recuperación nutricional y pediátrica y es punto clave para el tratamiento de úlcera de Buruli en la zona. Además, este centro alberga todos los años misiones quirúrgicas de personal sanitario de todo el mundo que acude a aprender las técnicas operatorias de la misionera Aguiar.
Sus amplios conocimientos sobre la enfermedad la han convertido en experta de referencia para profesionales de la medicina de todo el mundo, además de todo un ejemplo. Ha colaborado en numerosas publicaciones científicas —como la prestigiosa Emerging Infectious Diseases estadounidense— y ha operado a cientos de personas enfermas. También consiguió el doctorado Honoris Causa por la Universidad de Nápoles en septiembre de 2009 y el premio Aurelio Grande en 2013.
La Hermana Julia, nacida en Orense en 1947 es Franciscana Misionera de la Madre del Divino Pastor. Aguiar pasó seis años en Venezuela dedicándose a la educación infantil, tras los que regresó a España para formarse en enfermería y medicina tropical. Esta formación la llevó en 1976 al Hospital Saint Camille de Dogbo, en Benín, país en el que vive desde hace 37 años y donde dirige el Centro Sanitario Gbèmontin de Zagnanado.
III Edición de los Premios Anesvad
Además de a Aguiar, la III Edición de los Premios Anesvad reconocerá la labor de otras tres entidades que trabajan por defender y promover el Derecho a la Salud en África. Estos premiados se conocerán en el acto que se celebrará el próximo 29 de octubre en el Museo Guggenheim de Bilbao, que servirá además para celebrar los 50 años de vida de la ONG. El jurado de los premios lo forman Garbiñe Burrun, presidenta de Anesvad; Albert Roca, profesor de la Universitat de Lleida y director de la revista Studia Africana; Luis Padrón López, director de Casa África; Paul Ortega, director de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo; Ana Urrutia, periodista y presentadora de EiTB; Juan Ignacio Vidarte, director del Museo Guggenheim; y Marta Segú, directora general de la Fundación Provitas.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: La III Edición de los Premios Anesvad reconocerá la labor de la misionera Julia Aguiar con un galardón honorífico

Cada año se diagnostican 200.000 casos de Lepra en el mundo

2400 millones de personas no disponen de instalaciones sanitarias básicas

Las enfermedades tropicales desatendidas son un grupo de diferentes enfermedades tropicales frecuentes en poblaciones de ingresos bajos en regiones de desarrollo de África, Asia o América. Estas enfermedades, puestas en contraste con las tres plagas mundiales (VIH, tuberculosis y paludismo), están causadas por diferentes patógenos como los parásitos helmintos, los protozoos, los virus y las bacterias. Algunos de sus síntomas más característicos son la ceguera, la desfiguración, la mutilación y la debilidad. Por otro lado,  más del 70% de los países que informan de la presencia de enfermedades tropicales desatendidas tienen ingresos medianos y bajos.

A día de hoy, la OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce 17 patologías caracterizadas como enfermedades tropicales desatendidas. Por esta misma razón, alude a la necesidad de recibir apoyos políticos decididos, donaciones desinteresadas de medicamentos y mejoras en las condiciones de vida con el fin de luchar contra estas enfermedades en los países más vulnerables. Según la Directora General, Margaret Chan, “la Organización ha sido testigo de avances extraordinarios en el empeño por doblegar antiguas plagas como la enfermedad del sueño y la elefantiasis”, y es que, ya sólo en 2015 la OMS logró intervenir en el tratamiento de 1000 millones de personas que padecían al menos una enfermedad tropical desatendida.

Sin embargo, el Doctor Dirk Engels, Director del Departamento de Control de las Enfermedades Tropicales Desatendidas, destaca que “para continuar avanzando en la lucha contra estas enfermedades, es fundamental realizar progresos que nos acerquen a los logros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por esta misma razón, la OMS cree necesario alcanzar las metas mundiales relativas al agua y el saneamiento, ya que todavía hay 2400 millones de personas que no disponen de instalaciones sanitarias básicas y 660 millones continúan bebiendo agua de fuentes “no mejoradas”.

¿Es la lepra tan contagiosa como realmente creemos?

En algún momento de nuestras vidas todos hemos llegado a escuchar el término “Lepra”, sin embargo, lo que quizás no sepamos es que cada año se diagnostican más de 200.000 casos en el mundo. La lepra es una enfermedad infecciosa causada por la Mycobacterium leprae que afecta a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias y los ojos. A pesar de que todavía haya personas que relacionan la enfermedad con el contagio y la muerte directa, puede tratarse de manera efectiva con antibióticos. Durante la década de los 40, la lepra era incurable y quienes la padecían solían sufrir desfiguraciones visibles y discapacidades significativas, convirtiéndolas así en blanco fácil para ser rechazadas y marginadas.

¿Cuáles son los signos y síntomas más característicos?

A pesar de que la enfermedad pueda manifestarse a cualquier edad, las personas de entre 5 y 30 años son quienes más la padecen. Además, los primeros síntomas no llegan a aparecer hasta pasados los primeros 12 meses desde el contagio. Dentro de la propia enfermedad, destacan tres tipos de lepra diferentes:

  • Lepra tuberculoide: Las lesiones cutáneas consisten en una o unas pocas máculas hipoestésicas con hipopigmentación central y bordes netos sobreelevados. Además, las áreas afectadas por este exantema no tienen sensibilidad debido a la lesión de los nervios periféricos subyacentes.
  • Lepra lepromatosa: La neuropatía periférica es más grave que en la lepra tuberculoide, con más áreas entumecidas. A su vez, gran parte de la piel y varias áreas del cuerpo, como los riñones, la nariz y los testículos, pueden estar debilitadas.
  • Lepra limítrofe: No tiene tratamiento y se identifica con características de la lepra tuberculoide y de la lepromatosa. Su gravedad puede disminuir y convertirse en una forma más semejante a la tuberculoide, o puede empeorar y transformarse en una forma más similar a la lepromatosa.

A su vez, la enfermedad también puede afectar a otras áreas del cuerpo como la piel, la nariz, los ojos, la función sexual o los riñones.

¿A qué tratamientos debe someterse el o la paciente?

  • Régimenes polifarmacológicos compuestos por dapsona, rifampicina y clofazimina. La OMS ofrece estos fármacos de manera gratuita a todas las personas que padecen la lepra en el mundo.
  • Antibióticos de mantenimiento que a pesar de detener la progresión de la enfermedad, no revierten la lesión nerviosa ni las enfermedades. Por ello, la detección precoz y el tratamiento temprano son clave.

¿Cómo se puede prevenir la lepra?

El riesgo de transmisión es bastante bajo; sin embargo, los contactos familiares de los pacientes con lepra deben ser controlados para detectar los posibles síntomas que se pueden ir desarrollando. La mejor medida preventiva es evitar el contacto con líquidos corporales y el exantema de las personas infectadas.

El Ministerio de Salud de Perú reconoce el proyecto de Anesvad y Cepesju sobre salud sexual dirigido a adolescentes

La iniciativa ha obtenido el primer puesto en el concurso de ‘Experiencias exitosas en la atención integral de adolescentes’, organizado en el marco del Congreso Internacional de Salud, Educación y Desarrollo de la Adolescencia del país andino.
Aunque en su Nueva Estrategia de Intervención Anesvad decidió centrar sus esfuerzos en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas en el África Subsahariana, son muchos los países en los que en nuestros 50 años de existencia hemos desarrollado proyectos dedicados a la promoción y la defensa del Derecho a la Salud. La mayor parte de estos proyectos se llevan a cabo en colaboración con entidades locales, que aportan su visión y conocimiento sobre el terreno y la zona en la que se interviene para que el diseño, planificación y ejecución de las iniciativas y acciones sean lo más certeras y exitosas posibles.
Es el caso del proyecto que iniciamos hace años en Perú de la mano del Centro de Estudios de Problemas Económicos y Sociales de la Juventud (Cepesju), dirigido a contribuir al pleno ejercicio de los Derechos Sexuales y Reproductivos y a la reducción del embarazo adolescente no deseado. Se trataba de dar respuesta un problema acuciante en el país, que presentaba índices de embarazos no deseados entres los adolescentes cercanos al 15%, y que derivaba en problemas como la enorme tasa de abandono escolar por parte de las adolescentes embarazadas.
Así, Anesvad y Cepesju aunaron fuerzas para lograr que los adolescentes de 20 municipios de Lima y Callao accedieran a servicios educativos y de apoyo, contaran con un entorno familiar y social favorable y tuvieran las capacidades para el ejercicio informado de sus derechos.
Este proyecto ha permitido a la organización peruana emprender iniciativas y talleres con la población adolescente peruana durante los últimos años, y ahora hemos recibido la grata noticia de que ha sido reconocido con el primer puesto en el concurso de ‘Experiencias exitosas en la atención integral de adolescentes’ en el Congreso Internacional de Salud, Educación y Desarrollo de la Adolescencia, organizado por la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud.
Enhorabuena a Cepesju por este merecido reconocimiento, pero sobre todo por la gran labor que llevan a cabo para sensibilizar e incidir en la población adolescente, que ha permitido que más de 2.600 jóvenes hayan accedido a servicios de atención diferenciada, y que más de 200 profesionales de la salud hayan sido capacitados para brindar orientación sexual y reproductiva.

🚩 Publicado originalmente por Derecho a la Salud: El Ministerio de Salud de Perú reconoce el proyecto de Anesvad y Cepesju sobre salud sexual dirigido a adolescentes

La ONU mide por primera vez la pobreza global más allá del dinero


Con datos sobre desnutrición, años de escolarización, estado de las viviendas, el combustible con el que cocinan y así hasta 10 indicadores sobre salud, educación y nivel de vida, los autores han sido capaces de calcular no solo el número de pobres multidimensionales —que sufren carencias al menos un tercio de estos indicadores—, sino también el grado, en función del tipo, la cantidad e intensidad de las privaciones, e incluso dónde viven y qué edad tienen. “Desagregamos tanto como nos lo permiten los datos”, ha explicado Sabina Alkire, directora de la OPHI y creadora de este índice, en la presentación de la investigación en la sede de la ONU en Nueva York, retransmitida en directo a través de su canal de televisión.

Este nivel de detalle permite, por tanto, visibilizar a pobres que no aparecen en las estadísticas basadas exclusivamente en el ingreso, y saber quiénes son y de qué modo experimentan su situación. Los datos muestran que de los 1.300 millones de pobres, el 46% lo son de manera “severa”, es decir, sufren carencias en al menos la mitad de las dimensiones que cubre el índice. En cuanto a la distribución geográfica, el 83% se concentra en dos regiones: África subsahariana con 560 millones —el 58% de la población—, de los que 342 millones son severos, y Asia meridional con 546 millones —el 31% de los habitantes—, 200 millones de ellos en la forma más extrema. “Distinguimos también el nivel de pobreza en áreas urbanas y rurales”, ha destacado Alkire. 1.100 millones residen en estas últimas.

“La mitad de ellos son niños”, ha destacado Achim Steiner, administrador del PNUD. “Es toda una generación cuyas vidas están atrapadas en la pobreza”, ha lamentado. Como la de Amudhra, una niña de 14 años de Tamil Nadu, al sur de India, a la que entrevistaron las estudiantes de la Lady Doak Colleague de esta misma ciudad para el estudio. Así supieron que en su hogar había varios miembros desnutridos, no tenían un combustible limpio para cocinar, ni agua potable ni saneamiento, aunque sí tenía electricidad robada de unos vecinos, todos los niños en la casa iban a la escuela y ningún menor había muerto en la última década. “Con un cuestionario de diez preguntas, tenemos una idea de cómo es la vida de Amudhra”, ha explicado Alkire. Conclusión: es multidimensional pobre.

El 83% de pobres multidimensionales se concentra en dos regiones: África subsahariana con 560 millones y Asia meridional con 546 millones

Hay dos maneras de interpretar estos resultados, ha considerado Steiner. Una pesimista, pues los datos revelan una cantidad mucho más abultada de personas en situación de pobreza de las que muestran las estadísticas realizadas hasta ahora. La optimista, en opinión del administrador del PNUD, es que esta herramienta es “una oportunidad” para luchar de manera certera contra todas las miserias, como manda el primero de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El ejemplo positivo, de nuevo lo han encontrado en India, el primer país en el que se ha analizado el progreso alcanzado a lo largo del tiempo. Entre 2006 y 2016, 271 millones salieron de la pobreza. Más que toda la población de Indonesia. Según los datos más recientes del índice, aún 364 millones de habitantes del país asiático, un 27,5% de sus ciudadanos, eran pobres multidimensionalmente en 2016, principalmente por las malas condiciones de vida y, en menor proporción, por las carencias relacionadas con la salud y la educación, en ese orden. Una década antes, los números eran peores: un 55% de los indios sufrían varias de las privaciones escrutadas.

“Esto no es producto de la casualidad”, ha destacado Steiner, quien ha alabado la determinación del Gobierno indio en el uso de este índice para tomar las decisiones adecuadas para mejorar la vida de las personas. Para él, la mejora de India es la prueba de que este problema se puede combatir si las prioridades y programas están bien definidos. Para ello, el trabajo de investigación y estadístico es fundamental.

India es el primer país en el que se ha analizado el progreso. Entre 2006 y 2016, 271 millones salieron de la pobreza

“El Banco Mundial y organizaciones como la Fundación Bill y Melinda Gates producen informes sobre pobreza e investigaciones sobre qué funciona y qué no. Y todos coincidimos en que millones de personas están siendo abandonadas y no se benefician del desarrollo”, ha asegurado Steiner. Para sacar a la luz a esos pobres que permanecían en la oscuridad estadística, el PNUD se alió con el equipo de Alkire en la OPHI que venía trabajando con este índice en decenas de países, pero nunca se había aplicado a nivel global con datos armonizados y comparables entre territorios.

Una vez obtenidos los primeros resultados, la intención es recabar datos periódicamente para poder observar los avances y disponer de una fotografía más nítida sobre quiénes necesitan ayuda, qué ayuda y dónde. Con ella, los políticos con la determinación de acabar con la pobreza podrán tomar decisiones más informadas y financiar adecuadamente los programas diseñados a este fin. “La pregunta que habrá que responder es si los más pobres son los que más mejoran”, ha indicado Alkire. El ejemplo de India demuestra que sí, pero aún es el país con más cantidad de pobres del mundo y los más vulnerables siguen encontrándose en los mismos grupos de la sociedad: las castas más bajas, los musulmanes y los niños.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

🚩 Publicado originalmente en África: Enlace al post

Día de la Paz: Poner a los últimos de la tierra en primer lugar

Muchos militantes que entregaron sus vidas a la lucha solidaria (no violenta) por la justicia, en defensa de los últimos de la tierra, con profunda búsqueda de la verdad, y con persecución en la mayoría de los casos, han marcado el camino hacia la Paz en el mundo. Ellos han puesto a los últimos en primer lugar.

Te invitamos a que conozcas nuestra página sobre No Violencia.

La No Violencia, elección valerosa de amor

Mostramos a continuación de nuestro canal de youtube solidaridadtv, una lísta de reproducción de vídeos sobre No Violencia, sobre testimonios de personas, militantes, pensadores, que tendieron importantes puentes en nuestro camino hacia la búsqueda de la Paz.

 

🚩 Publicado originalmente en Solidaridad.net: Enlace al post

Derecho a la salud, 50º aniversario de Anesvad

2018 es un año muy especial para Anesvad, porque cumplimos 50 años trabajando en causas relacionadas con el Derecho a la Salud. Actualmente enfocamos nuestra misión en África Subsahariana, en la lucha contra la úlcera de Buruli, la lepra y el pian, enfermedades olvidadas que nadie atendería, si no fuera por personas como tú.
Conoce todas las enfermedades tropicales desatendidas contra las que luchamos en nuestro sitio web: http://www.anesvad.org/es/hacemos-proyectos-solidarios/
* * * * *
¿Qué es Anesvad?
Somos una ONGD independiente, aconfesional, con vocación y presencia internacional, comprometida con la ciudadanía, con las personas que nos apoyan y con el sector de las ONG.
Las poblaciones más vulnerables, mujeres, niños y niñas, personas en situación de extrema pobreza y alta vulnerabilidad que se vean afectadas por las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) sobre las que trabajamos en cada contexto concreto son las protagonistas de nuestra labor.
Centramos nuestro trabajo en el África Subsahariana, donde se concentra el 90% de la carga mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas que afectan anualmente a más de 1.000 millones de personas. En coherencia con nuestro compromiso con la realización del Derecho Humano a la Salud, optamos por concentrarnos en las enfermedades más desatendidas y que afectan a las poblaciones más empobrecidas, vulnerables y olvidadas del planeta.
Blog de actualidad: http://www.anesvad.org/es/actualidad/
Más información sobre Anesvad: http://www.anesvad.org/es/anesvad/
* * * * *
¿Cuáles son nuestros valores?
1.- Independencia.
2.- Responsabilidad.
3.- Calidad, innovación y búsqueda de la excelencia.
4.- Relaciones basadas en la colaboración.
5.- Ética, transparencia y rendición de cuentas.
6.- Visión sistémica y cambio social.
Más información: http://www.anesvad.org/es/mision/
* * * * *
Enfermedades Tropicales Desatendidas:
En Anesvad trabajamos en la lucha contra Enfermedades Tropicales Desatendidas: http://www.anesvad.org/es/hacemos-proyectos-solidarios/
Las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETDs) son un grupo de enfermedades infecciosas que infligen sufrimiento y discapacidad crónica a mil millones de personas de las poblaciones más empobrecidas del mundo.
Nuestro ámbito de intervención de salud se centra en enfermedades como la úlcera de Buruli, el pian y la lepra, afecciones de la piel causadas por bacterias que se manifiestan en el exterior a través de lesiones. Son para la salud enfermedades terribles, pero pueden prevenirse, detectarse a tiempo y curarse. Más información sobre las Enfermedades Tropicales Desatendidas: http://www.anesvad.org/es/areas-actuacion/enfermedades-tropicales-desatendidas/
Las intervenciones en enfermedades olvidadas como las que ponemos en marcha en Benín, Ghana o Costa de Marfil requieren de la puesta en marcha de acciones diversas:
1.- Agua, higiene y saneamiento.
2.- Formación.
3.- Tratamiento, cuidados y rehabilitación.
4.- Suministro de medicamentos y equipamiento.
5.- Emprendimiento y reinserción social.
Más información sobre el Derecho a la Salud: http://www.anesvad.org/es/derecho-a-la-salud/
* * * * *
¿Qué puedes hacer tú?
– ¡Anímate a colaborar! Con tu ayuda podemos hacerlo realidad: https://www.anesvad.org/es/haz-un-donativo-ser-solidario/
– Hazte empresa solidaria: https://www.anesvad.org/es/hazte-empresa-solidaria/
– Si deseas testar a favor de Anesvad, te ofrecemos la información y el asesoramiento preciso: http://www.anesvad.org/es/haz-un-testamento-solidario/
– Hazte voluntario/a: http://www.anesvad.org/es/hazte-voluntario/
* * * * *
Patronato de Anesvad:
Anesvad cuenta con un Patronato, constituido por personalidades de prestigio del ámbito de la cooperación, la judicatura, la medicina, la innovación social y la gestión pública, entre otros. Personas que aportan su dedicación y esfuerzo para que la misión y visión de Anesvad salga reforzada en su trabajo diario y en sus intervenciones.
Este grupo experto y comprometido lidera nuestro trabajo por hacer visible lo invisible, por dar importancia a las causas que no importan, por mejorar el Derecho a la Salud de personas afectadas por las Enfermedades Tropicales Desatendidas o que estén en riesgo de sufrirlas.
Más información: http://www.anesvad.org/es/patronato/
* * * * *
Transparencia, control económico y responsabilidad social:
Anesvad tiene un compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas. Nuestra labor se basa en la responsabilidad y el acceso a la información de la gestión de recursos y el impacto de nuestro trabajo.
Más información: http://www.anesvad.org/es/transparencia/
* * * * *
Síguenos en Redes Sociales:
– Facebook: https://www.facebook.com/anesvad
– Flickr: https://www.flickr.com/photos/anesvad
– Google+: https://plus.google.com/+anesvad
– Instagram: https://www.instagram.com/fundacionanesvad/
– Linkedin: https://www.linkedin.com/company/fundacion-anesvad/
– Twitter: https://twitter.com/anesvad

🚩 Publicado originalmente en anesvad Videos: Enlace al post

Un artista sudafricano celebra a las mujeres

El proyecto de arte del pinto sudafricano pintor Nelson Makamo, de 36 años, muestra lo que se ha descrito como una serie de pinturas audaces y expresivas para gloria de la belleza de las mujeres.

Jerry Bambi

Fuente: AfricaNews

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- Todo lo que debe saber sobre el Día de la Igualdad Salarial de las Mujeres Negras

- Las mujeres y niñas negras desaparecen y a nadie parece importarle

- 10 mujeres afroamericanas que cambiaron la historia de los Estados Unidos

- Diez artistas negras al alza

- Los líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (5/6) : Los 25 líderes afroamericanos más influyentes de todos los tiempos (del 1º al 15º)

- Una afroamericana recibe depués de 73 años su tarjeta de la biblioteca

- Una representante estadounidense estalla por que se ignora a sus compañeras afroamericanas

🚩 Publicado originalmente en www.africafundacion.org: Enlace al post